23 sep. 2012

Los bosques de córdoba librados a su buena suerte

El Puntal de Río Cuarto (23/09/2012)
En 90 días se desmontaron al menos 5.350 hectáreas en la Provincia

Es casi 40 veces mayor que la superficie deforestada en el trimestre anterior. El dato surge del monitoreo realizado por la ONG internacional Guyra Paraguay y sólo incluye el norte y oeste de Córdoba, por lo que a esta cifra se suman los desmontes ilegales detectados en todo el sur provincial
Entre junio y agosto de este año se desmontaron al menos 5350 hectáreas en el territorio provincial, multiplicando casi 40 veces la deforestación ocurrida en el trimestre anterior. Así lo indica un monitoreo realizado por la ONG internacional Guyra Paraguay.  El relevamiento sólo incluye la región norte y oeste de Córdoba, por lo que la superficie sería aún mayor si se incluyeran los desmontes detectados en el sur de la provincia.
En el último trimestre sólo en la región chaqueña de Córdoba desaparecieron 5.369 hectáreas de bosque nativo, una superficie equivalente a casi la totalidad del actual ejido urbano de Río Cuarto. Los departamentos de Ischilín, San Alberto y Sobremonte fueron los más afectados en ese período.
La gran mayoría de estas prácticas serían ilegales, ya que los desmontes totales se encuentran prohibidos por la ley 9.291. Además, dada su magnitud, no contarían con los estudios de impacto ambiental y la autorización correspondiente de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, tal como evige la polémica ley de bosques vigente en la actualidad.
El monitoreo realizado mensualmente por la ONG Guyra Paraguay sobre los cambios en
el uso de tierras del Gran Chaco Americano revela que en agosto se deforestaron en Córdoba 838 hectáreas, que se suman a las 1229 hectáreas desmontadas en julio y las 3.302 registradas en junio.
El dato se vuelve aún más alarmante si se considera que de marzo a mayo de este año, se desmontaron en total 137 hectáreas en el territorio provincial. Es decir que en los últimos tres meses la superficie desforestada se multiplicó casi 40 veces respecto del trimestre anterior, con un promedio de desmonte de 57 hectáreas por día.
A este panorama se suman los desmontes ocurridos en el último tiempo en todo el sur cordobés. Aunque hasta el momento no existen registros oficiales sobre nuestra región, especialistas de la Universidad Nacional de Río Cuarto denuncian haber detectado en los últimos meses deforestaciones ilegales en diversas localidades de la zona (ver recuadro).

Todas las zonas, afectadas
Ante la gran cantidad de desmontes que se detectan en el territorio cordobés, la doctora Evangelina Natale, docente de la UNRC y presidenta de la Fundación Conservación y Desarrollo (CONYDES), advirtió que  “toda la provincia” está afectada por esta problemática.
“Córdoba tiene tres regiones biogeográficas en cuanto a tipo de vegetación y biodiversidad y las tres fueron y están siendo asediadas: el Chaco, el Espinal y la Pampa. Hoy en día todas se encuentra en riesgo”, advirtió Natale, quien viene trabajando en un proyecto destinado a evaluar y  proteger los remanentes de vegetación natural y
seminatural asociada a la cuenca del río Cuarto.
En cuanto a los factores que motivan la creciente desaparición del monte nativo, indicó: “Las zonas serranas están siendo desmontadas para proyectos de urbanización y el norte de Córdoba para agricultura”. Del mismo modo, los bosques de la región de Río Cuarto y el sur provincial también se ven seriamente afectadas por el avance de la actividad agrícola.
Una de las principales dificultades que establece Natale ante esta situación ambiental es la falta de información y seguimiento, una falencia que se vive especialmente en nuestra región.
“Los desmontes van mucho más rápido de lo que uno puede llegar a evaluar con las herramientas que se tienen en este momento”, dijo la docente universitaria y destacó la urgencia de que los organismos oficiales subsidien equipos de trabajo para monitorear los bosques de la provincia.
“Lo que nos gustaría es hacer un seguimiento diario pero no se puede porque no nos da la capacidad técnica, logística y de recursos económicos para montar una infraestructura adecuada”, manifestó finalmente la profesional riocuartense.

En el sur se detectan desmontes ilegales diariamente
Tanto desde la Fundación Conydes como desde el Observatorio de Conflictos Socioambientales de la UNRC denuncian que diariamente se observan desmontes ilegales en diferentes zonas del sur provincial.
La información brindada por ambas instituciones indica que en el último tiempo se han detectado deforestaciones en el sur de las sierras de Comechingones (en las localidades de Alpa Corral, San Bartolomé, Las Tapias, Las Peñas, Elena) y también hacia el sur en los alrededores de Huinca Renancó, donde se ubica una de las mayores reservas de Caldén de la región.
“Donde nosotros hacemos relevamientos vemos que hay desmontes diariamente. De hecho, en la parte sur de las sierras se han realizado denuncias por desmontes que no han sido atendidas”, advirtió la bióloga Evangelina Natale de la Fundación Conydes.
“En el sur de las Sierras de Comechingones se detectaron en el último mes varios desmontes ilegales. La Secretaría de Ambiente confirmó que en esta región no hay una sola autorización de desmonte otorgada”, señalaron en tanto desde el Observatorio de la universidad local.
Y agregaron: “Hoy todos los desmontes son ilegales, a menos que tengan autorización, previo estudio de impacto ambiental y audiencia pública, pasos que no cumple ninguna de las intervenciones que hoy están sufriendo los bosques nativos del sur de Cordoba”.
En ese marco, los especialistas de la UNRC señalaron que la deforestación es una actividad delictiva en nuestra región y denunciaron que existe un escaso control por parte de la Secretaría de Ambiente. “Si no actúan pueden recaer posibles demandas juciales sobre los funcionarios por no cumplir su deber”, advirtieron finalmente.

Exigen más controles a De la Sota y que se declare la emergencia forestal
Profesionales de diversas organizaciones e instituciones enviaron una nota al gobernador José Manuel De la Sota exigiendo diferentes medidas para revertir la destrucción de la escasa superficie de bosques nativos que aún queda en la provincia. Entre otras cuestiones, solicitan al gobierno que declare la emergencia forestal, aumente los controles a los desmontes y modifique la ley provincial 9814 para adecuarse a la legislación nacional.
El pedido fue presentado por docentes e investigadores de las universidades nacionales
de Córdoba y Río Cuarto, junto a otras universidades de la provincia, así como por representantes de organizaciones sociales y ambientales, entre ellas la Comisión de Ordenamiento Territorial de Bosque Nativo (Cotbn) y el Foro Ambiental Córdoba.
“Solicitamos al gobernador que a los fines de revertir la dramática pérdida de bosques nativos en la Provincia de Córdoba, tome una decisión política equivalente a la realizada con el Plan Provincial de Manejo del Fuego en 2003, que logró reducir en un orden de magnitud la superficie quemada”, afirma el escrito entregado días atrás.
Para las organizaciones esta decisión implicaría, en primer lugar, “declarar la emergencia forestal en lo que a bosque nativo se refiere para toda la provincia de Córdoba”. A ello agregan la necesidad de una “urgente revisión” de la polémica Ley provincial de Bosques 9814 a fin de adecuarla a la legislación nacional vigente.

Control y sanción
En la nota presentada al gobernador, los organismos advierten que, según estudios de la Universidad Nacional de Córdoba, entre 2004 y 2010 desapareció “el 40% del pequeño remanente de bosque nativo existente en la provincia”. Además, recuperan las altas cifras de deforestación ocurridas en los últimos meses y difundidas por la ONG Guyra Paraguay.
Ante ello, exigen al gobernador “realizar una efectiva aplicación de las sanciones a las que obliga la legislación vigente para quienes realicen desmontes totales o selectivos sin autorización: reforestación con especies nativas, clausura del predio para la regeneración del bosque y multa”.
Además, el documento indica que luego de adecuar la legislación provincial, Córdoba podrá recibir los fondos que le corresponden según la Ley de Bosques a nivel nacional y subraya que los mismos deben utilizarse para la detección temprana de desmontes y el control de la reforestación de los predios que hayan sido sancionados.
Las diversas organizaciones e instituciones que adhieren a la nota presentada exigieron también que se brinde información sobre los desmontes ocurridos y el accionar del Estado al respecto.
Por último, se exige al gobernador que ante los despidos ocurridos en la Secretaría de Ambiente en los últimos meses “se arbitren los mecanismos necesarios para contar con los recursos humanos, técnicos, administrativos y financieros necesarios para el control de los desmontes”.

El incumplimiento de Ambiente
Evangelina Natale, presidenta de la Fundación Conydes, una de las instituciones que adhirió a la nota presentada al gobernador, sostuvo que la Secretaría de Ambiente no está cumpliendo con su obligación de mantener, controlar y conservar los bosques de la provincia.
“Hay una falta de ejecución o un accionar demasiado lento por parte de la secretaría en estas cuestiones. Hubiera sido esperable o deseable que en la problematica de los bosque nativos trabajaran como lo hicieron con la problemática del fuego que tuvo muy buena repercución en la sociedad y buenos resultados en general”, señaló Natale.
La titular de la fundación consideró que el aumento de la tasa de desmontes en el último tiempo se relaciona con “el modelo productivo imperante en estos momentos”. Y agregó que esto se ve favorecido por el lento accionar de la Secretaría de Ambiente.

Sólo en la región chaqueña de Argentina desaparecieron casi 153 mil hectáreas de bosques en lo que va del año
En lo que va del año, ya se desmontaron casi 153 mil hectáreas en la región chaqueña de Argentina, según el monitoreo que realiza la ONG Guyra Paraguay.
Si se tiene en cuenta que durante todo 2011 la región chaqueña del país perdió menos de 44 mil hectáreas de monte, la superficie desmontada en lo que va de este año indicaría un drástico aumento de la problemática.
El territorio relevado como parte de la reigón chaqueña abarca parte de las provincias de Chaco, La Rioja, Jujuy, Santiago del Estero, Catamarca, Formosa, Córdoba, Salta, San Luis, Tucumán y Santa Fe.
Durante el mes de agosto, los desmontes en dichas provincias alcanzaron las 22.195 hectáreas, es decir que sólo en esa región del país se desmontaron 715 hectáreas por día. Santiago del Estero fue el sector más devastado.
Sin embargo, según los datos elaborados por la ONG internacional, la tasa de deforestación registrada en nuestro país tuvo una importante disminución respecto de meses anteriores. Ello se debe a que, entre junio y julio, desaparecieron en total 67.013 hectáreas de bosque nativo.
El 40 % de la región del Gran Chaco se encuentra en Argentina, mientras que el resto del territorio se distribuye entre Paraguay, Bolivia y Brasil. Se trata del segundo ecosistema más grande de América del Sur y uno de los bosques nativos más devastados por la actividad agroganadera.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs