31 oct. 2007

Proyecto de carreros

La Mañana de Córdoba (31/10/2007)
Burocracia municipal frena otro proyecto de carreros



Más de 20 familias dedicadas a la recolección informal de residuos esperan que la comuna les otorgue el predio que les promete desde hace cinco meses, para la creación de la primera escombrera. La planta funcionaría en barrio Marqués de Sobremonte Anexo.
Hace más de cinco meses que el Movimiento Nacional de Trabajadores Cartoneros y Recicladores (MO.CA.R) juntamente con más de 20 familias de carreros de barrio Marqués de Sobremomente, aguardan que la Municipalidad de Córdoba les ceda el predio prometido para la creación de la primera escombrera de la ciudad. Se trata de una planta que funcionaría en Parque Norte de la ciudad de Córdoba, donde 500 carreros de la zona noroeste de la ciudad depositarían los escombros, la poda recolectada y generada por los vecinos, que luego serían vendidos a mejor precio de lo que se ofrece actualmente en el mercado.
Sin embargo, nada de eso se pudo concretar aún, ya que el espacio destinado al almacenamiento del material no fue entregado todavía por la Municipalidad de Córdoba, pese a que los funcionarios ya habían dado el visto bueno.
Es un predio de 100 metros por 70, en el que actualmente funciona una canchita de fútbol para niños y que debía ser trasladada para ceder ese lugar a la escombrera, según aseguraron desde la comuna. Durante los cinco meses de desarrollo del proyecto, los integrantes de MO.CA.R y de la Cooperativa Reciclado e Inclusión mantuvieron reuniones, una vez por semana, con representantes de la Dirección de Parques y Paseos, Higiene Urbana, Medio Ambiente, y autoridades del CPC Monseñor Pablo Cabrera. Allí se presentó y aprobó el proyecto, que supuestamente vería la luz el mes que viene.
“En la última reunión del miércoles pasado, los funcionarios nos informaron que para darnos el comodato precario era necesario que presentemos estudios de agrimensura, de impacto ambiental y planos del futuro edificio, entre otras cosas que saben que por el costo no podemos afrontar. Nos tuvieron un montón de tiempo yendo y viniendo, y resulta que, cuando creíamos que todo estaba listo, nos tiran el proyecto abajo”, señaló Marcelo Iturbe, del MO.CA.R.
La recuperación del material reciclable, sumado a la propuesta de eliminar los basurales del sector y de sacar de la informalidad a muchas familias dedicadas al cirujeo, fueron factores clave para que desde la Secretaría de Ambiente de la Nación también apoyaran el proyecto cordobés, con un subsidio de 200 mil pesos. Sin embargo, esa gestión quedó trabada como consecuencia del incumplimiento de la Municipalidad.
“Desde Nación nos piden el comodato precario que la comuna no nos quiere entregar todavía, por lo que la plata no llegará hasta entonces. Ellos tienen los medios y los profesionales para hacer todos los estudios necesarios y librarnos de esto, pero se niegan a colaborar”, aseguró Iturbe.

Una historia que se repite
No es la primera vez que la Municipalidad traba un proyecto de este tipo a esta misma organización, perjudicando a los trabajadores.
En diciembre del año pasado, este medio publicó una nota por la demora, y luego suspensión definitiva de la inauguración de una planta de acopio en San Vicente. Allí, por problemas en la habilitación del lugar, la Cooperativa de carreros Sangre y Sol (alrededor de 20 familias) perdió el convenio firmado con una importante empresa papelera que colaboraría en el lugar. Todo esto, pese a que la Municipalidad, días antes, había anunciado a través de su sitio web, la fecha y el horario de la supuesta inauguración. Lo cierto es que la iniciativa quedó reducida a la nada.
De allí el temor de que su iniciativa no se concrete, con los prejuicios que trae aparejado para quienes hacen de la basura su medio de subsistencia. “Nos están charlando, necesitamos que la Municipalidad nos ayude a salir adelante con esta iniciativa que busca darle un puesto fijo a cientos de trabajadores y sacar a la gente de la calle”, señaló Félix Guzmán.
Para Iturbe, la planta persigue un doble objetivo: “El de ser reconocidos como un servicio público integrado a la prestación de la higiene urbana de la ciudad, y el de reivindicar su labor para la inclusión social de un sector que se reconoce marginado y excluido de las políticas de gobierno”.
Ayer al mediodía, los carreros se concentraron en el CPC Monseñor Pablo Cabrera para repudiar los nuevos pliegos de licitación del servicio de higiene urbana.
“Queremos participar en el diseño de los pliegos, porque fuimos nosotros los que presentamos propuestas concretas para erradicar los basurales a cielo abierto, establecer puntos verdes en la ciudad, separar los residuos y formalizar el trabajo de más de siete mil familias que actualmente están involucradas al circuito informal de la basura”, explicó Marcelo Iturbe, representante del MO.CA.R.

Ver Nota On Line

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs