31 oct. 2007

Oferta eléctrica

El Puntal de Río Cuarto (31/10/2007)
En los meses de calor no habrá más oferta eléctrica, pero sí más demanda

Los industriales reclaman un paquete de medidas para evitar que todo el peso de la escasez energética recaiga sobre sus espaldas en el verano
La demora en las obras de infraestructura energética que se realizan en el país trajeron malas noticias para los industriales, a un mes del período crítico del verano.
Es que ninguna de las centrales eléctricas anunciadas por el Gobierno Nacional estarán en funcionamiento antes del segundo trimestre de 2008. Esto implica que a diciembre y enero habrá que enfrentarlos con la misma oferta energética del último invierno, pero con una demanda que no deja de crecer y que ya anticipa, como un dato destacado, que los aire acondicionados se incrementarán un 20%, y pasarán de 5.200 megavatios a poco más de 6.000. A su vez, el crecimiento constante de la industria y el incremento vegetativo, suman demanda a un sistema que juega al límite.
Por eso, ante este cuadro de situación y con un proceso electoral que llegó a su fin en el país, los industriales de Córdoba elaboraron un esquema donde reclaman una serie de medidas para evitar que la escasez impacte sólo en las fábricas y se distribuya entre los distintos sectores. Esto ya fue planteado con anterioridad, principalmente en invierno, pero la cercanía de las elecciones conspiró para que se lleve adelante cualquier medida tildada de “antipopular”. Ahora, los empresarios confían que el contexto cambió y que deberá hacerse algo para reducir los perjuicios en las industrias.
Entre las medidas que agendaron, se encuentra el cambio del huso horario para un mejor aprovechamiento de la luz solar en el verano; la realización de espectáculos públicos durante el día; la reducción del uso de luminarias en la vía pública e incentivos para la baja del consumo domiciliario.
“Ante este cuadro de igual oferta y mayor demanda, quedamos supeditados a la temperatura y la situación climática”, destacó Rodolfo Banchio, titular de la Comisión de Energía de la Unión Industrial de Córdoba (UIC).
El empresario destacó que la central de ciclo combinado que se construye en Santa Fé y que aportará 800 MW al sistema, estará parcialmente en funcionamiento para el primer semestre del próximo año, y que la licitación de la central de 125 MW que anunció el Gobierno Nacional para Córdoba en julio, está retrasada. En aquella oportunidad, el ministro de Planificación Julio De Vido anticipó que demandaría un año para ponerla en funcionamiento, pero todavía no comenzó la construcción. Ésta será de uso exclusivo para la industria bajo la modalidad de “Energía Plus”.
Lo cierto es que más allá de los dichos del gobierno sobre los permanentes colapsos que nunca llegan, los industriales vienen de superar un invierno con muchas dificultades, lo que terminó impactando en el crecimiento económico de los meses de invierno. Los cortes totales de gas y las restricciones eléctricas que sufrieron las plantas fabriles en la provincia y todo el país, impactaron en la producción.
Incluso en Río Cuarto hubo industrias que debieron anticipar vacaciones y en los cordones fabriles más importantes de Córdoba se dio un paso más y se aplicaron suspensiones al personal. Por su parte, las estaciones de servicio quedaron sin posibilidad de vender GNC, y el Gobierno instrumentó un subsidio para vender a taxis y remises los combustibles líquidos a precio del gas natural comprimido.
Más allá de que los apagones generalizados que algunos analistas arriesgaron, finalmente no ocurrieron, tampoco la escasez energética pasó desapercibida. El Gobierno hizo todo lo posible para que los residenciales no tuvieran consecuencias, pero los industriales, y sobre todo las pymes que no disponen de generadores propios, fueron los que se llevaron la peor parte. Algo que ahora vuelven a temer ante la falta de obras y la constante suba de la demanda.

Ver Nota On Line

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs