12 oct. 2007

Guanacos en las sierras

Diario Democracia de Villa Dolores (12/10/2007)
Alentadora experiencia piloto

La reintroducción de guanacos en Pampa de Achala representa un gran avance en la preservación de esta especie animal y del sistema ambiental de las sierras.
Es una iniciativa digna de valorar y respaldar. Demuestra que el hombre puede intervenir en la naturaleza afectándola positivamente.
Los camélidos han sido localizados en Parque Nacional Quebrada del Condorito. Después de cien años, volvieron a habitar la serranía cordobesa en el marco del Proyecto Piloto de Reintroducción del Guanaco, instrumentado por la Administración de Parques Nacionales.
Esta adecuada iniciativa tiene un importantísima finalidad, relacionada no solamente con la preservación e reintruducción de estos camélidos, sino también con la prevención de incendios. En este sentido, inteligentemente se está buscando morigerar las elevadas condiciones naturales que se presentan como avivadoras de los siniestros forestales.
El guanaco se extinguió hace aproximadamente un siglo. Su desaparición, junto con la de otros herbívoros locales, privó a Pampa de Achala de un elemento clave para su funcionamiento: el consumo de pasturas a gran escala. Esto desencadenó un aumento del riesgo de incendios, debido a la excesiva acumulación de vegetación, haciendo peligrar a los integrantes de este singular ecosistema.
Por tal motivo, es sumamente alentador el Proyecto Piloto de Reintroducción del Guanaco, que está llevando a cabo un equipo interdisciplinario de técnicos e instituciones con en el afán de lograr progresivamente la tan anhelada restauración ambiental, que consiste inicialmente en la traslocación de un grupo de camélidos, que servirá como base para el desarrollo y planeamiento de futuras etapas o nuevos proyectos.
En Argentina no se registran antecedentes en el restablecimiento de una población de grandes herbívoros dentro o fuera de un área protegida. Ahora los guanacos han regresado a la magnitud y belleza sin igual de la Pampa de Achala, que se presenta como el ambiente elegido para esta pionera iniciativa.
Esta experiencia constituye un claro ejemplo de que mancomunádamente se pueden generar beneficios ambientales altamente significativos. Da cuenta de que el hombre también puede utilizar su capacidad para transformar el mundo, la misma habilidad que provoca perjudiciales alteraciones ambientales, de manera positiva.

Ver Nota On Line

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs