1 ago. 2017

Río Cuarto: ordenan remediar la zona de la aceitera

El Puntal de Río Cuarto (01/08/2017)
Casi 8 años después, ordenan remediar la zona de la aceitera

Finalmente, la Justicia hizo lugar al amparo ambiental que en 2009 presentó el entonces intendente Juan Jure. El actual gobierno apeló el fallo porque considera que es insuficiente para eliminar los riesgos
Pasaron casi 8 años desde que la Municipalidad de Río Cuarto fue a la Justicia para reclamar la remediación definitiva de la zona de la exoleaginosa Río Cuarto, denunciada por ser un foco de contaminación y por significar un riesgo para la gente debido al deterioro edilicio que se repite en las 10 manzanas del predio. Ahora, finalmente una jueza resolvió hacer lugar al amparo colectivo ambiental que en 2009 presentaron el entonces intendente Juan Jure y el Estado local.
Como consecuencia, la empresa Campos y Haciendas S.A., “dueño o guardián de la cosa peligrosa generadora de los efectos degradantes del ambiente” -dice el fallo-, deberá presentar un plan de trabajo para eliminar los riesgos que genera el predio. Originalmente, Jure había pedido que se autorizara al Municipio a demoler todo lo existente en las 10 manzanas del completo y que, a la vez, se le ejecutaran bienes al propietario, que en realidad era el empresario Leonardo Passarini.
Inicialmente, la jueza Graciela Filiberti emitió una medida cautelar para evitar que el predio siguiera produciendo daño: declaró la emergencia ambiental en seis manzanas y le dio instrucciones al Municipio para que desmantelara los sectores más peligrosos, con los costos a cargo del propietario. Esa resolución posteriormente fue revisada.
Mientras tanto, el amparo ambiental, la cuestión de fondo, siguió su curso. Y este mes, la jueza Fernanda Bentancourt hizo lugar a la acción de amparo y ordenó que la empresa propietaria presentara un plan de remediación en un plazo de 10 días.
Sin embargo, el gobierno de Juan Manuel Llamosas apeló la decisión judicial por considerarla insuficiente.
Desde la Fiscalía Municipal explicaron que la resolución de la magistrada plantea un acto de remediación ambiental genérico, que además ordena apuntalar algunos de los edificios. Esa solución, para el Estado municipal, es insuficiente ya que el apuntalamiento no erradicaría la peligrosidad que conllevan esas construcciones. “Nosotros creemos que hay que demolerlas, que esas obras de acomodamiento que establece la jueza se quedaron a mitad de camino”, indicaron.
Además, en los subsuelos de los antiguos módulos de la fábrica hay piletones llenos de líquido. La jueza propuso taparlos pero para el Municipio la solución adecuada es directamente eliminarlos.
A su vez, tal como había pedido el Estado, se obliga a la firma propietaria a constituir un fondo de reparación pero, según los abogados municipales, es ambiguo en cuanto a la modalidad de la conformación.
“Hay una serie de cuestiones centrales que están incompletas y por eso hemos apelado la decisión”, precisaron en el Municipio.
El Estado local se quedó con parte de la exoleaginosa, ya que declaró de interés público y sujeta a expropiación la manzana 48, donde estaba el corazón de la planta.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs