29 ene. 2017

Esperando más agua



La Voz del Interior (29/01/2017)
Cómo se prepara Córdoba para el mes más lluvioso de los últimos años

Esta temporada se esperan lluvias normales, pero puede haber eventos extremos que requieran tener los sistemas de alerta bien aceitados. Los sistemas de alerta están equipados, pero falta concientizar a los habitantes y a los turistas
Durante los últimos años, febrero ha sido un mes clave en materia hídrica. En la memoria de los cordobeses están las lluvias de 2015 que generaron crecidas trágicas en las Sierras Chicas y otros sectores de la provincia.
Sin embargo, desde hace por lo menos ocho años, el mes que se avecina registra precipitaciones por encima del promedio his­tórico. Para la ciudad de Córdoba esa cifra es de 103 milímetros para una media de ocho días con lluvias.
El febrero de 2015 tuvo el registro más alto: 398 milímetros. Pero desde 2008 la cifra siempre estuvo por encima de los 130, salvo 2012, que fue una temporada seca.
La cantidad de días con lluvias también excedieron la media histórica. En todos los años hubo más de 12 días con lluvias, cuando el promedio de febrero es de ocho.
Mario Navarro, observador meteorológico radicado en Salsipuedes, explica que esto se debe a la presencia del Niño, pero también a que un fenómeno climático global que habitualmente ocurre en enero pero que se corrió 20 días.
Relacionadas
Los sistemas de alerta están equipados, pero falta concientizar a los habitantes y a los turistas
“Las precipitaciones durante los últimos tres años se han concentrado en los tres primeros meses del año”, explica Manuel Guzmán, especialista en tiempo severo.
Y explica que estos excesos generaron una saturación de la capa freática como así también en los acuíferos con las lógicas inundaciones en el este de la ciudad, debido a la pendiente del territorio provincial.

Vulnerabilidades
Además de la amenaza de más lluvias, Córdoba suma vulnerabilidades que también aumentan el riesgo de sufrir crecidas e inun­daciones.
Un aspecto clave son los sistemas de alertas de crecidas. A pesar de que se ha invertido en equipamiento durante los últimos años, Guzmán asegura que la provincia está lejos de tener una red bien aceitada.
“El equipamiento funciona apenas como una alarma. Sirve para confirmar que la población está inundada. No da un aviso con tiempo necesario para que la población se prepare, como sí lo da una alerta temprana”, detalla.
En las zonas de las sierras, se suma el desmonte, un factor que provoca inundaciones más frecuentes y poderosas.
Los expertos y los estudios afirman que los ecosistemas boscosos funcionan como reguladores hídricos. Su efecto esponja ayuda a absorber el agua superficial y evacuarla de manera gradual.
Otro aspecto vulnerable en las localidades serranas es el avance urbano sobre las costas de los cursos de agua. En la mayoría de los casos no está demarcada la línea de ribera, una franja de costa sobre el cauce que funciona de pulmón en casos de crecidas.
Si las casas están casi sobre los arroyos, cualquier crecida por más moderada que sea, ocasionará alguna pérdida material y pondrá en riesgo la vida de sus habitantes.

Pronóstico
Navarro entiende que febrero 2017 será un mes normal en términos de precipitaciones. “La gran posibilidad es que llueva normal, entre 109 y 112 milímetros, aunque podemos tener eventos extraordinarios en la última quincena pero muy localizados”, asegura.
En tanto, Guzmán entiende que el fenómeno del Niño en el Océano Pacífico dirá presente hasta agosto. “Entonces, al menos durante la primera quincena de febrero, resulta lógico mantener una vigilancia continua sobre aquellos aspectos y factores que en nuestra provincia inciden negativamente en los bienes y personas.
De a poco el cambio climático está moldeando un clima más monzónico en la provincia, según indica la última la comunicación nacional sobre este problema elaborada por la Secretaría de Ambiente de la Nación.
Un clima más monzónico implica un periodo seco más largo, olas de calor y lluvias más intensas.

Ver Noticia On Line

Más Información:

La Voz del Interior (29/01/2017)
Los sistemas de alerta están equipados, pero falta concientizar a los habitantes y a los turistas

La Voz de San Justo (29/01/2017)
Llaryora: “Las obras de canalización no paran y este año invertiremos más de 650 millones de pesos”
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs