2 feb. 2018

Dorados en el Ctalamochita

El Diario de Villa María (02/02/2018)
Dorados en el río: sorpresa y no tanto

Pescadores en las compuertas sacaron ejemplares de esta especie días atrás
Si bien no es común la presencia de este tipo de peces, desde la Secretaría de Ambiente y Saneamiento de la Municipalidad recordaron que años atrás se hizo una siembra y que, de hecho, pronto se hará otra. Además, advirtieron: “Es una especie que come todo”
Para algunos fue una gran sorpresa, para otros no tanto. Se trata de la aparición en nuestro río de ejemplares de dorados, una especie que no es muy común observar en las aguas que surcan por la ciudad actualmente, aunque sí hace muchos años atrás.
Pescadores apostados sobre las compuertas fueron los que se encontraron con esta aparición. En primer lugar, desde distintos sectores, como la Agrupación Pesca con Mosca Villa María, se salió a pedir que se haga la devolución al agua del pez.
Desde el municipio, por su parte, el geólogo Germán Tissera, director de Ambiente y Saneamiento de la Municipalidad de Villa María, explicó que “el dorado es una especie que hace muchos años habitaba el río, esos animales subían desde el Paraná y llegaban hasta estos sectores, obviamente que con otros caudales y con el río en estado natural”. Pero “hoy eso ya no es así, tenemos un río totalmente controlado, hay cinco espejos de agua en la cuenca alta, tenemos otros embalses cerca del Carcarañá”.
Para Tissera no fue sorpresa la aparición de especímenes de dorado, puesto que, recordó “en 2009 la Secretaría de Ambiente de la Provincia sembró 3.500 ejemplares y ahora se está haciendo otra campaña de siembra, además de que hay criaderos”.
Lo que sí aclaró es que si bien “la visión de la Secretaría es volver a regenerar esa fauna”, lo que hay que tener en cuenta es que “el dorado es que es un animal cazador, y al estar los ríos con caudales bajos como el nuestro es un animal que genera un desequilibrio ecológico porque lo estamos replantando; entonces hay que trabajar bien con los caudales para que sea parte de un ecosistema y no sea el dominante”.
En ese sentido dijo que “siempre que se mantenga un equilibrio, está bien que se haga la siembra, porque lo poco que nos queda podría desaparecer, hablando, por ejemplo, del bagre. El dorado come todo”.
En febrero podría darse una nueva siembra de la especie por parte del Gobierno provincial.
Tissera aclaró para aquellos que están pescando es que “si viniera la Policía Ambiental tendrían problemas, porque pescarlos es algo que está prohibido”.
Finalmente destacó que “los que vimos acá llegarán a un kilo, pero llegan a pesar hasta 20”.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs