7 dic. 2016

Río Cuarto: dicen que bajarán los costos de recolección

El Puntal de Río Cuarto (07/12/2016)
El nuevo servicio de higiene urbana:aseguran que habrá una fuerte baja de los costos

El intendente Llamosas presentó en el Concejo los pliegos para llamar a licitación para la recolección de residuos y el barrido. Sostienen que el peso del contrato pasará del 18% del presupuesto al 11
Si el gobierno municipal cumple con el anuncio que hizo ayer al presentar los pliegos para la licitación del nuevo servicio de higiene urbana, el impacto de ese contrato, el más oneroso que debe afrontar mensualmente el Estado local, se reducirá significativamente. Según aseguró ayer el Ejecutivo, la recolección de residuos y el barrido dejarán de llevarse el 18 por ciento del presupuesto anual para limitarse a un 11 por ciento.
Así, el peso relativo sería mucho menor. Los números que dio a conocer el gobierno le pusieron precio al servicio: 18,9 millones de pesos por la recolección, más 1.600.000 pesos por el manejo del vertedero controlado y la construcción de una planta de reciclaje de 5.500 metros cuadrados. Así, será un total de 20,5 millones de pesos contra los 25,7 millones que actualmente insume Cotreco. Con una salvedad: la empresa cordobesa también presta los servicios de mantenimiento del alumbrado y la semaforización. Por lo cual, la dimensión real del ahorro todavía está por verse.
Los pliegos fueron presentados ayer en el Concejo Deliberante por el propio intendente Juan Manuel Llamosas, quien estuvo acompañado por el secretario de Servicios Públicos, Enrique Novo, el secretario de Gobierno, Mauricio Dova, y el secretario de Comunicación, Guillermo Natali. Los recibieron Darío Fuentes, presidente del Legislativo, y Leticia Paulizzi, jefa del oficialismo.
“Hoy, después de 25 años, presentamos  un nuevo sistema de higiene urbana. Es un sistema que incluye una visión innovadora, moderna, adaptada a los nuevos tiempos. Esto es consecuencia de un proceso que comenzamos hace más de cuatro meses, abierto, en el que convocamos a todas las organizaciones, las fundaciones y los actores sociales”, indicó el intendente.
La licitación estará dividida en dos: por un lado se presentó un pliego para la higiene urbana propiamente dicha, que incluye la recolección de residuos y el barrido de las calles. Ese servicio arranca con un precio oficial de 18,9 millones de pesos. Pero, además, el otro pliego se refiere a la operación del vertedero controlado, que seguirá funcionando en el actual predio. “En este caso se tendrán en cuenta todos los avances que existen en la tecnología y la misma adjudicataria que opere el vertedero controlado va a tener la obligación de construir una planta de segregación o reciclado”, manifestó Novo. Esa planta, que se construirá en parte de las 20 hectáreas que se habían comprado para levantar allí la nueva cárcel, tendrá un costo estimado de 15 millones de pesos, que el gobierno pagará en cómodas cuotas: 200.000 pesos mensuales que están incluidos en el canon final de 1.600.000 pesos.
En cuanto a la recolección y la limpieza, Novo indicó que se apuntará a modernizar el servicio y a incorporar a todos los sectores de la ciudad. Algunos están excluidos hoy del barrido.
Pero, además, apunta a incorporar otro tipo de tecnología, más acorde con ciudades que están a la vanguardia en higiene urbana. Por ejemplo, la contenerización será una de las nuevas medidas. Según el pliego, la empresa que gane la licitación deberá instalar al menos 250 contenedores durante el primer año del contrato, es decir, el 2017.
También está contemplada la separación en origen, que irá aplicándose gradualmente y que requerirá la concientización y la colaboración de la gente. Según Novo, en una segunda etapa está prevista la incorporación de dos contenedores, uno para residuos secos y otro para los húmedos.
El secretario de Servicios Públicos aseguró que cuando la planta de reciclado esté funcionando en un 100 por ciento -la empresa tendrá cuatro años para construirla-, se podrá reducir entre un 20 y un 40 por ciento el volcado de residuos al vertedero controlado. “Si somos optimistas, en el término de ocho años vamos a poder bajar un 60 por ciento el volumen de enterramiento. No es una meta imposible pero todos vamos a tener que trabajar mucho”, indicó.
Otro de los aspectos que se sumarán  es la posibilidad de que los residuos se utilicen para producir energía. Además, los recuperadores urbanos estarán incorporados al nuevo sistema.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Claves del pliego
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs