26 sep. 2016

RAEE en San Francisco como agenda

La Voz de San Justo (26/09/2016)
Residuos electrónicos en la agenda pública

La problemática de los residuos electrónicos es una preocupación en todo el mundo. No obstante ello, todavía están verdes en muchos países las políticas de Estado que permitan conjurar los trastornos ecológicos y de otro tipo que acarrea la explosión de basura de este tipo que se está generando. 
La impresionante velocidad con la que los aparatos informáticos mejoran y dan cada vez más prestaciones es admirada y alabada por todos. La vida, por mucho que algunos se empecinen en negarlo, es hoy más “vivible”, más fácil que otrora. Y ello gracias a la revolución más formidable de la historia del hombre en materia tecnológica.
No obstante, aquella misma vertiginosidad de los avances lleva a que los productos informáticos en su mayoría se transformen en  vetustos a los pocos años. Se trata de una característica de época. La obsolescencia de la tecnología impera en el mundo. La novedad es lo que debe imponerse. El marketing hace lo demás para convencernos de que es fundamental renovar equipos y dispositivos para no quedar atrasado en el mundo tecnológico.
Así las cosas, se va generando basura electrónica que no solo ocupa lugar, sino que contiene además materiales necesarios de ser reciclados o reducidos, lo que ha generado en todo el planeta un enorme volumen de residuos que se estima en más o menos 3 kilos por año y por habitante, tan solo en la Argentina.
Este impresionante dato habla por sí solo de la gravedad del asunto y de la necesidad de encontrarle respuestas contundentes y definitivas, más allá de los intentos saludables de empresas, organismos y hasta escuelas –en este caso vale recordar el esfuerzo de las campañas del colegio Sagrado Corazón en nuestra ciudad- para reducir los riesgos y buscar alternativas.
Para peor, no existe una ley nacional que determine el tratamiento para la basura electrónica. Los intentos de las entidades ecologistas naufragaron tiempo atrás en el Congreso. En la gestión nacional anterior, quedaron en el cajón varias iniciativas ante la indolencia del oficialismo en abordar el tema. Sólo algunas provincias cuentan con normas específicas. Por ejemplo, Buenos Aires. En este distrito, la Legislatura sancionó tiempo atrás una ley que establece el conjunto de pautas, obligaciones y responsabilidades para la gestión sustentable de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos. Lo que no se conoce es si su reglamentación permite que el manejo de la  basura electrónica sea eficiente.
Como se observa, todavía resta mucho por hacer en este tema. El país tiene la necesidad de dictar una norma general para que todas las provincias se adecuen a ella. De lo contrario, la anarquía puede agravar las cosas. La gestión, el reciclado y el depósito final de los residuos generados por los aparatos electrónicos en desuso es un asunto de Estado que debe ser incluido de inmediato en la agenda pública.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs