6 sep. 2016

Cormecor más cerca de poner en marcha el nuevo predio



La Voz del Interior (06/09/2016)
Se despeja el futuro de la basura con la expropiación del predio en marcha

Cormecor dice que tomará posesión de una parte importante del nuevo sitio en octubre y promete que las obras largarán a fin de año. Abrirán el juego a inversores privados para las plantas de procesamiento de neumáticos, escombros, restos de poda y otros desechos.
Luego de meses cargados de incertidumbre sobre el futuro de la basura que genera la ciudad de Córdoba y otros 10 municipios, desde la Corporación Intercomunal para la Gestión Sustentable de los ­Residuos del Área Metropolitana de Córdoba (Cormecor) se informó que en octubre se tomaría posesión de 180 hectáreas del predio donde funcionará el complejo ­ambiental.
Según explicó Hugo Pesci, director de Cormecor, la Provincia se apresta a hacer efectiva la expropiación de una importante fracción de las 500 hectáreas que se afectarán al tratamiento y a la disposición final de la basura.
Es un conjunto de parcelas ubicadas entre las rutas nacional 36 y provincial 5, a la altura del viejo enterramiento sanitario de Potrero del Estado.
“Lo importante es que nos dan los lotes para las obras. Eso no quiere decir que la Secretaría de Ambiente no nos entregue algún lote más”, indicó Pesci.
El proyecto del complejo ambiental fue desarrollado con la asistencia técnica de la Asociación para el Estudio de los Residuos Sólidos (ARS) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti). Cuenta con la licencia de la Secretaría de Ambiente provincial, lo que permitió avanzar en las expropiaciones.
El complejo ambiental cons­tará de las instalaciones necesarias para recibir la totalidad de los ­residuos generados en la actualidad (unas 1.800 a dos mil toneladas por día) con una proyección a unos 30 años.
Poseerá un sector destinado a la instalación de un conjunto de cinco plantas de tratamiento y valorización y un sector de disposición final.
Pesci remarcó que los lotes que se expropian ahora son los que permitirán construir una Planta de Separación Mecánica (SM), una Planta de Neumáticos Fuera de Uso (NFU), una Planta de Compostaje (CO), una Planta de Residuos Áridos (RA), y una Planta de Voluminosos Valorizables (RVV).
Otros dos terrenos aportan el espacio suficiente para el enterramiento sanitario.
“Se empieza con un módulo de ocho sectores, empezamos con el sector uno. Cada sector durará dos años”, describió Pesci.
Pesci agregó: “Tenemos que empezar a armar el área operativa, que tiene un tanque de combustible aéreo, un galpón de taller, un sector para el personal, vestuarios, baños. Hay toda una zona que le da servicio”.
También se necesita empezar a trabajar en el camino de acceso y en la dotación de energía eléctrica al predio. “Hay que comprar las básculas, construir los pozos de monitoreo, hay que empezar a alambrar, hay que comprar los árboles para la cortina forestal, hay toda una serie de tareas que algunas son consecutivas y otras que van en paralelo”, detalló el director de Cormecor.
Estas obras básicas se realizarían con fondos provenientes de los municipios miembros de la empresa: Córdoba, Villa Allende, Estación Juárez Celman, Malvinas Argentinas, Río Ceballos, La Calera, Despeñaderos, Alta Gracia y las comunas de Villa La Bolsa y Villa Los Aromos.
Se necesitan 40 millones de pesos. Y hay que acondicionar el ingreso al predio desde la ruta nacional 36.

Privados
Pesci adelantó que se evalúa abrir el juego a inversores privados para la construcción y operación de las plantas de neumáticos, escombros, voluminosos y poda.
“Para alguna de las plantas haya interesados externos, como la de NFU. Hace unos días se llevaron adelante unas jornadas sobre obras y demoliciones. Y eso tiene todo un mercado a desarrollar”, afirmó el director.
Para Pesci, también habría interés en la planta de compostaje con restos de poda: “También esperamos que haya privados interesados porque hay volúmenes grandes de verde que son un problema para todos los municipios”.
La más complicada es la planta de tratamiento mecánico con una capacidad de 350 toneladas. Según Pesci, con el programa nacional Renovar de energías renovables. “Casi la mitad de los residuos son orgánicos y es todo perfectamente metanizable y generador de biogás”, detalló.

Piedra Blanca, con fecha de cierre
La empresa estatal Crese emitió un documento que plantea que a mediados de 2017 se agota el enterramiento sanitario de Piedra Blanca, y notifica a Cormecor que debería empezar las actividades en el nuevo predio en octubre de 2016. En Cormecor sostienen que ya está listo el plan de cierre, clausura y posclausura para el actual enterramiento.

Un proyecto que debe durar 30 años
Capacidad. El complejo está ­planificado para recibir la totalidad de los residuos generados en el área metropolitana de Córdoba con una proyección a 30 años.
Tratamiento, valorización y enterramiento. El proyecto contempla: planta de separación mecánica de residuos, planta de neumáticos fuera de uso, planta de compostaje, planta de residuos áridos y planta de voluminosos valorizables.

Ver Noticia On Line


Se acerca la hora de la verdad sobre la basura

El tiempo (siempre el tiempo) se agota. Y la empresa ya debe demostrar que en estos cuatro años se previeron todos los escenarios posibles, que los trabajos y estudios presentados tuvieron la seriedad necesaria como para materializarse en un complejo ambiental.
Si todo se hubiera hecho de acuerdo a lo planificado, recién este año se estaría cerrando el enterramiento sanitario de Potrero del Estado, esas montañas que se ven al este de la ruta nacional 36, a la altura de Bouwer.
Pero la clausura anticipada ordenada por el entonces intendente Daniel Giacomino el 1 de abril de 2010, luego del bloqueo al predio llevado adelante por un grupo de vecinos, fue el inicio de una historia tragicómica de la cual aún resta escribir el final.
A Potrero del Estado, lo cerraron con la mitad de una fosa abierta. Al mismo tiempo, se habilitó un enterramiento “provisorio” también sobre la ruta 36, pero al oeste.
Y luego se intentó imponer a una empresa sin antecedentes reales (que aún anda dando vueltas por el mundo), de la mano de socios locales kirchneristas: la recordada Innviron.
En el medio, pasaron nuevas localizaciones fallidas (Lozada y La Carbonada), más iniciativas malogradas como la del enfardado... y tiempo, mucho tiempo perdido.
Hoy, seis años después, ya van miles de camiones cargados con tierra destinados a cerrar la fosa nueve de Potrero del Estado. Y el enterramiento “provisorio” de Piedra Blanca no fue tal y sigue recibiendo la basura que genera la ciudad de Córdoba.
La gestión de Ramón Mestre prometió dar solución “por 30 años” al problema de la gestión de residuos, con la creación de Cormecor.
Fue hace casi cuatro años, en noviembre de 2012. En ese lapso, también hubo traspiés con la expropiación de un predio que luego fue desestimado y polémicas con la Provincia y los municipios que la integran.
No obstante, Cormecor tuvo el tiempo suficiente para elaborar un proyecto para que la basura deje de ser un problema y sea una oportunidad para generar nuevas actividades mediante el reciclado y la valorización.
El tiempo (siempre el tiempo) se agota. Y la empresa ya debe demostrar que en estos cuatro años se previeron todos los escenarios posibles, que los trabajos y estudios presentados tuvieron la seriedad necesaria como para materializarse en un complejo ambiental. En definitiva, le toca la hora de la verdad con la basura.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs