24 jul. 2016

San Francisco: Espacios verdes y participación vecinal

La Voz de San Justo (24/07/2016)
Espacios verdes y participación vecinal

Pocos lugares de San Francisco son tan apreciados por los vecinos y los foráneos que nos visitan como nuestras plazas. Son un elemento central del paisaje urbano, motivo de orgullo en algunos casos y característica que distingue a la ciudad. Los espacios verdes sanfrancisqueños fueron debidamente valorados y protegidos a lo largo de la historia ciudadana, no sólo por las autoridades sino especialmente por todos los vecinos.
Desafortunadamente, en los últimos tiempos parece haberse perdido aquella capacidad de valorar el patrimonio común por parte de algún sector de la población. Así, el vandalismo se hace presente de manera frecuente, pero también la desidia, el desinterés y la falta de participación vecinal en el cuidado de las plazas y paseos públicos. El paisaje de suciedad que queda en determinados sitios luego de un fin de semana es muestra cabal de lo que se afirma. Algunos lugares muestran un panorama desagradable que bien podría corregirse con la realización de pequeñas obras y la modificación de determinada conductas  incorrectas.
Es preciso, en este marco, hallar alguna estrategia que abra nuevos rumbos de acción para que la gente vuelva a involucrarse en el cuidado de los espacios comunes. Ya no basta con control y vigilancia –que a veces flaquean- sino que se requieren medidas favorecedoras de la participación vecinal. Incluso el mantenimiento por parte de los centros vecinales debiera ser reformulado.
No es ésta la primera ocasión en la que este diario hace alusión al tema. En reiteradas ocasiones se abogó por metodologías que tienen éxito en otras poblaciones que combinan tareas de difusión y educativas con las propias de la preservación y cuidado de espacios verdes y mobiliario urbano.  Un par de ejemplos grafican lo antedicho: si las multas no sirven para que los dueños recojan las heces de sus perros, quizás sea más efectivo encontrar modos para recompensar a aquéllos que sí lo hacen. O bien que los vecinos que aporten trabajo para mantener los espacios verdes se vean beneficiados con algunos incentivos fiscales por mínimos que sean.
El diseño, la difusión y la puesta en práctica de iniciativas que involucren a los vecinos permitirán generar el necesario sentido de pertenencia que debe existir para que el cuidado de las plazas sea el adecuado. Pero aun así, se impone remarcar que corresponde a las autoridades municipales la primera responsabilidad en la preservación y mantenimiento de los lugares de uso común como las plazas y demás espacios verdes.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs