14 jul. 2016

Río Cuarto: muni, Surrbac y Cotreco, recién empieza

El Puntal de Río Cuarto (14/07/2016)
El Municipio sostiene que la indemnización al Surrbac tiene que pagarla Cotreco

En el equipo de Llamosas dicen que el resarcimiento de $ 100 millones es un derecho adquirido. Pero agregan que la empresa cordobesa no puede desligarse de su obligación legal como empleadora
En el gobierno municipal circula una certeza: la indemnización que reclama el Surrbac para los recolectores de residuos y que ascendería a 100 millones de pesos es indiscutible. Aparece en el convenio que Gamsur firmó con Cotreco para cederle el servicio desde septiembre de 2011 pero, sobre todo, está incluida en el convenio colectivo de trabajo homologado a nivel nacional.
Cuando termina un contrato, como ocurrirá en Río Cuarto el 31 de agosto, los recolectores deben cobrar una indemnización, aunque después conserven la antigüedad y los demás beneficios laborales. El criterio choca contra la lógica pero, para el gobierno municipal de Llamosas, desde lo legal es innegable.
Sin embargo, la gran pregunta que ronda por estas horas no es qué se deberá pagar sino quién tendrá que hacerlo. Desde Cotreco y el Surrbac aseguran que no hay ninguna duda, que el convenio de cesión establece que Gamsur tiene que abonar cualquier tipo de indemnización y que, como la empresa mixta está en proceso de quiebra, el responsable final es el Municipio.
En el gobierno de Llamosas vienen analizando la cuestión y llegaron a la conclusión de que el Estado local no tiene ninguna obligación, que los 100 millones de pesos deberán ser afrontados indefectiblemente por Cotreco porque es la empresa que presta actualmente el servicio y, por lo tanto, la empleadora. En las áreas jurídicas indican, además, que el convenio es inaplicable en este caso porque implicaría para la empresa cordobesa eludir sus responsabilidades como patronal.
¿Qué dice expresamente el contrato de cesión que en 2011 firmaron la Municipalidad, Gamsur y Cotreco?
En la cláusula tercera del acuerdo   aparecen las pautas que deberá seguir la prestación del servicio. Cotreco tomó por su cuenta y cargo a los 234 empleados que en ese entonces hacían la recolección. Y lo hizo respetando su antigüedad y sus condiciones laborales. Más adelante aparece el tema de las indemnizaciones. “Se deja expresamente convenido que la cedente (N. de la R: Gamsur) toma a su cargo el pago de las indemnizaciones que pudieren corresponderle al personal absorbido o despedido por la empresa y que se deriven de la extinción del contrato de trabajo en caso de (a) rescisión anticipada del contrato por la causal que fuera, (b) en caso de absorción o reasunción, o asunción del servicio por parte de la Municipalidad a los fines de prestarlo en forma directa, sea por acuerdo de partes o por decisión Municipal y (c) en el caso de extinción del contrato por vencimiento del término contractual. En este último supuesto, si la Municipalidad adjudicara los servicios objeto del presente contrato a futuros concesionarios, cualquiera sea la modalidad contractual elegida, deberá exigir a los mismos la absorción a su exclusivo cargo y costo de la totalidad o de parte del personal de la empresa afectado al servicio. Ello importará que el futuro concesionario deberá reconocerles la totalidad de los derechos y condiciones laborales y la antigüedad”.
Es decir, la indemnización está taxativamente contemplada y, según lo que figura en el contrato, el pago debe quedar a cargo de Gamsur.
Sin embargo, para el gobierno municipal esa obligación es inválida.
El criterio es que el principal obligado ante las indemnizaciones es Cotreco por el simple hecho de que es el empleador. “La obligación es de la actual prestataria. En ninguna parte el Municipio aparece como garante. Además, si aceptó la antigüedad de los empleados de Gamsur, es un elemento más para reafirmar que debe pagar. Pero, sobre todo, al considerar la legislación de fondo, un convenio entre partes no puede violar las leyes laborales superiores. Ese convenio es fraudulento y Cotreco está agarrándose fraudulentamente de algo que no se ajuste a la ley. La viveza de la empresa es querer trasladarse a la Municipalidad la obligación para meter presión y generar conflicto porque quiere seguir prestando el servicio”, indicaron en el Palacio.
Agregaron que sólo en el caso de que Cotreco no pague debe responder Gamsur. Pero la mixta está fundida y en proceso de quiebra. Y, además, plantean que es una persona jurídica diferente al Municipio y que, por lo tanto, la responsabilidad se agota ahí.
“La Municipalidad no tiene ninguna obligación. Legalmente no hay duda”, indicaron. Y vaticinaron que si cada una de las partes sigue manteniéndose en sus actuales posturas, lo más probable es que el conflicto termine generando una disputa judicial.
El lunes, reunión con el dueño de la firma. En el marco del proceso de análisis que se está llevando adelante para definir cómo será el nuevo servicio de recolección, el próximo lunes el intendente Juan Manuel Llamosas se reunirá con el dueño de la empresa Cotreco, Horacio Busso.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Diario El Alfil (14/07/2016)
Tregua entre el Surrbac y Llamosas en Río Cuarto
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs