15 jun. 2016

Los números de la Policía Ambiental



La Voz del Interior (15/06/2016)
Al rescate de 1.500 aves secuestradas desde 2015

Es el grupo más numeroso de los animales recuperados por la Policía Ambiental. Mamíferos y reptiles salvajes también son capturaron como mascotas.
El tráfico de fauna es un delito difícil de erradicar en Córdoba. Desde 2015 hasta la fecha, la Policía Ambiental del Ministerio de Ambiente, Agua y Servicios Públicos de la Provincia ha realizado cerca de 150 intervenciones, la mayoría de ellas relacionadas con aves.
A esta cifra se suma el trabajo realizado por la Patrulla Ambiental de la Policía de Córdoba. Esta dependencia rescató ayer cuatro tucanes en un procedimiento sobre la ruta 9. Se supone que las aves provenían del nordeste provincial.
Adrián Rinaudo, director de la Policía Ambiental, aseguró que hace 15 días secuestraron otro ejemplar de esa especie de la forrajería que esta persona tiene en la zona. Córdoba es una provincia de tránsito de fauna que viene del norte argentino con destino a Buenos Aires.
Pero también es un sitio de captura de especies salvajes para el tráfico, en especial de aves del norte cordobés. Desde 2015, la Policía Ambiental capturó y liberó cerca de 1.500, autóctonas y de otras provincias.
“Rescatamos a veces unas 100 aves por semana y el 95 por ciento puede ser liberada luego de un período de cuarentena para examinar su estado de salud”, comenta Rinaudo. Y agrega: “Sólo algunas necesitan un tratamiento más extenso debido a que padecen algún problema de salud”.
Entre las especies más secuestradas están la reina mora, cardenal, jilguero, zorzal y bracita de fuego. Pero también hay especies en peligro de extinción, como el cardenal amarillo o el águila coronada. Un ejemplar de esta última fue rescatado el año pasado de una casa en Villa Carlos Paz.
Según Rinaudo, la cultura del entrapado de aves es muy fuerte en Córdoba. Esta práctica se suma al tráfico de fauna, la tercera actividad ilegal más importante en el mundo. En Argentina se estima que mueve unos 100 millones de dólares por año. El país es uno de los principales proveedores mundiales de loros, guacamayos y cacatúas.
Córdoba firmó un convenio con la provincia de Misiones para trabajar contra el tráfico de fauna y en la liberación de los animales en los ambientes autóctonos.
Además de aves, la Policía Ambiental ha secuestrado tortugas, serpientes, boas, iguanas, pecaríes, felinos y zorros. “Los captura la gente del campo, a quienes les gustan los animales y que por educación los tienen en su casa en forma errónea”, dice Rinaudo.

Qué está permitido
La ordenanza 9.575 de la ciudad de Córdoba y un decreto de la Provincia permiten la venta de más de 40 animales como mascotas. La mayoría son aves cantoras, pero de criadero (canario y diamantes) y animales de granja (perdices, faisanes y otras). El resto son dos reptiles (iguana verde y la tortuga acuática de orejas rojas), mamíferos conocidos (perro, vaca y otros) y roedores como hámster y cobayos.

Cautiverio
48 aves secuestraron ayer la Patrulla Ambiental y la Policía Ambiental en un domicilio particular: rey de bosque, reinamora, pepitero de collar, mistos y jilgueros, entre otros.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Un delito que daña el ambiente
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs