16 jun. 2016

Córdoba medirá la “prosperidad urbana”



La Voz del Interior (16/06/2016)
Córdoba: medirán la “prosperidad urbana” con estándares de la ONU

Es un diagnóstico que incluye varios indicadores. Implica respaldo para acceder a créditos internacionales.
¿Es la ciudad de Córdoba una urbe productiva, equitativa, con buena infraestructura, con buena calidad de vida y sustentabilidad ambiental?
Hoy no parece necesario ser un experto para responder que la ciudad de Córdoba no lo es. Cada día, los cordobeses padecen desbordes cloacales, baches, inseguridad y servicios de escasa calidad, además de costosos.
Sin embargo, para que la gestión pública pueda establecer políticas acertadas de largo alcance, se necesitan índices y estándares técnicos claros. Para obtenerlos, medirlos y establecer acciones para mejorarlos (lo que puede incluir la búsqueda de créditos internacionales, por ejemplo), la Municipalidad de Córdoba firmó un memorando de entendimiento con el organismo de las Naciones Unidas ONU-Hábitat, que tiene la misión de promover pueblos y ciudades social y ambientalmente sostenibles.
Según explicó Sebastián Roca, subsecretario de Ambiente de la Municipalidad, el acuerdo establece una serie de procesos que le permitirán a la ciudad lograr el acompañamiento de ONU-Hábitat para que en un plazo de seis a ocho meses, Córdoba esté entre las ciudades del mundo que son clasificadas por la medición del Índice de Prosperidad Urbana (CPI, por sus siglas en inglés).
El CPI mide la prosperidad a partir de cinco factores o estándares: productividad, infraestructura, calidad de vida, equidad y sostenibilidad ambiental. Y a través de un diagnóstico clasifica la situación en seis categorías distintas, que van desde factores de prosperidad “muy sólidos” hasta factores de prosperidad “muy débiles”.

Beneficios
“Someterse” al CPI, como ya lo han hecho ciudades como México y Bogotá, entre otras, también activa una suerte de acompañamiento y asesoramiento técnico de ONU-Hábitat que permite a las autoridades locales identificar oportunidades y áreas potenciales de intervención para que los centros urbanos sean más prósperos.
Este acompañamiento implica, además del método y del proceso, la “asistencia y los contactos para la identificación de posibles fuentes de financiación” crediticia internacional.
También a partir de adherir a este proceso, se establece un mecanismo de monitoreo local con una fecha de referencia y estándares comparativos.
Cuando se le preguntó a Roca cuándo estará listo el CPI de la ciudad de Córdoba, el funcionario dijo que habrá que esperar poco menos de un año.
“Primero, hay que definir el aporte de recursos humanos y económicos, luego conformar un equipo de trabajo, buscar información, merituarla, compararla con estándares de otras ciudades y, por último, establecer con ONU-Hábitat la calificación final”, destacó.

El índice de prosperidad de ONU-Hábitat
Impulsado en 2012, ya fue adoptado por varias ciudades.
La ONU-Hábitat mide la “prosperidad” de una ciudad a través de seis dimensiones: 1) Productividad; 2) Infraestructura; 3) Calidad de Vida; 4) Equidad e inclusión social; 5) Sostenibilidad ambiental y 6) Gobernanza y legislación.
El índice permite saber en qué nivel se encuentra una ciudad y qué se puede hacer para mejorar.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs