24 may. 2016

En Deheza un colegio fabrica ecoladrillos

El Puntal de Río Cuarto (24/05/2016)
Deheza: convierten botellas y papeles en ecoladrillos

Es un proyecto de los alumnos de 2º año del Instituto 25 de Mayo. Reciclan la basura que se genera en el colegio y arman ladrillos que donan a una ONG
General Deheza.- Alumnos de segundo año del Instituto 25 de Mayo llevan adelante un proyecto a través del cual fabrican ecoladrillos con material que reciclan de la basura y aportan esta producción a una ONG riocuartense que los utiliza como material de construcción.
Silvia Colombatti, profesora del Instituto, es quien coordina junto a Cristina Bessone el trabajo de los estudiantes; y, en diálogo con PUNTAL, destacó: "La iniciativa permite también trabajar en distintos valores, ya que promovemos la amistad, solidaridad, además del trabajo en conjunto”.
Del proyecto participan los alumnos de las tres divisiones de segundo año,  y a través del mismo, además de transmitir y trabajar en la tarea, logran cumplir varios objetivos, entre los cuales está incorporar conocimientos sobre la importancia del reciclaje para el cuidado del ambiente, y los beneficios que se pueden lograr de utilizar botellas y papeles para hacer ecoladrillos que podrán ser en el futuro utilizados en la construcción de casas.
"El proyecto comenzó en 2013. El objetivo principal fue el control de basura en la escuela, por lo que recibimos, trabajamos en el proceso y entregamos luego el resultado", precisó la docente a cargo.

Múltiples beneficios
Respecto de los pasos que contempla esta tarea, se comienza con la separación de las botellas de plástico que se entregan al Taller Protegido Apad, papeles reciclables que los chicos de sexto los reordenan y los venden.
“Desde el año pasado agregamos el trabajo para construir los ecoladrillos, que se arman en botellas plásticas con todo papel no degradable o plásticos, papel de caramelos, bolsitas de papitas, bandejas, blisters. Todos estos se ponen dentro de las botellas compactando hasta que queden duros y que luego puedan soportar un peso estimado de unos 70 kilogramos”, detalló la docente.
Una vez terminado este proceso los ecoladrillos son donados a una ONG de Río Cuarto que los utiliza para sus proyectos. “Ya realizamos dos entregas el año pasado y hace una semana enviamos otros 60 ecoladrillos”.
Cabe destacar que aunque la tarea principal es desarrollada por alumnos de segundo año, toda la comunidad educativa participa depositando los elementos reciclables en cajas especialmente preparadas y distribuidas dentro de la institución, de manera de facilitar las tareas posteriores.
“Es increíble la cantidad de esa clase de basura que cabe en una botella, que de lo contrario es contaminación directa porque no se degrada. Se utilizan luego como un ladrillo común para construcción de cercas, bancos, tapias, y también paredes. La utilidad es múltiple", finalizó Colombatti.
La expectativa es continuar con este proyecto durante todo el corriente año, por lo que se espera también colaboración de la comunidad para concretarlo.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs