9 mar. 2016

Recolección de basura ineficiente

La Voz del Interior (09/03/2016)
Un servicio caro y poco eficaz

El esquema del servicio de recolección de basura y barrido de calles, con otra indemnización millonaria, resulta caro y no satisfactorio para la ciudad de Córdoba.
La actual gestión de la Municipalidad de Córdoba tiene varias asignaturas pendientes; entre otras, el mal estado de las calles y de los semáforos, el pésimo funcionamiento de la red cloacal y la poco eficaz prestación del servicio de recolección de basura y barrido de las calles.
El intendente Ramón Mestre justificó los problemas en la pesada herencia que recibió de su antecesor, Daniel Giacomino, y en las trabas y demoras que surgen cuando se pretenden realizar las mejoras a través del personal municipal.
Esta última razón es el justificativo no enunciado de la creación del Ente de Servicios y Obras Públicas (Esop), que debutará con una dotación de unos mil agentes para el barrido de calles.
¿Por qué esta tarea no seguirá a cargo de las actuales prestatarias del servicio de recolección de basura? Porque tales servicios están incluidos en la cuenta que paga cada mes el municipio, unos 130 millones de pesos, con una elevada carga impositiva. Esta no será tal si ese servicio está a cargo del Esop.
La ciudad de Córdoba soporta una alta erogación mensual por una prestación que no satisface a los vecinos. Es común que la basura se amontone en los cestos domiciliarios, en los contenedores municipales o en la vía pública.
La ineficiencia queda demostrada en el hecho de que, cuando se producen lluvias copiosas, la basura y los escombros taponan los desagües pluviales, lo que agrava las consecuencias del fluir de las aguas en una ciudad caótica en su expansión.
La Municipalidad de Córdoba les adeuda a sus vecinos una explicación clara y contundente sobre qué hará con el servicio de recolección de basura y barrido de las calles, más allá de frases ocasionales de sus funcionarios.
Es necesario, también, concluir con esa gravosa imputación de que los trabajadores cobren ahora una tercera indemnización sólo porque las prestatarias cambiarán el nombre y los colores de los camiones, mientras que los titulares del servicio seguirán siendo las mismas compañías, con otra identificación.
Esa práctica obligará al municipio a endeudarse en unos 200 millones de pesos para indemnizar a 1.856 agentes que, supuestamente, cambiarán de “patronal”.
Es imprescindible que la Municipalidad de Córdoba ponga en marcha todos los mecanismos para dar una información veraz y clara sobre cuáles son sus objetivos en materia de limpieza de la ciudad.
También será necesario agravar las penas y aplicarlas ante la conducta desaprensiva de miles de vecinos que arrojan la basura y los desperdicios en cualquier horario y lugar.
La imagen de una ciudad sucia y descuidada en su presentación no es la que debe ofrecer Córdoba al resto del país, si pretende seguir siendo uno de los centros culturales y sociales de la Argentina.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs