20 mar. 2016

"La Paraguaya" es el nuevo río de Córdoba



La Voz del Interior (20/03/2016)
La Paraguaya, el nuevo río del mapa del sur de Córdoba

En noviembre, cerca de Chaján, se fue abriendo entre campos, por unos 20 kilómetros. Está al borde de romper la ruta nacional 8. En 30 años, es el segundo arroyo que nace en la zona.
La idea de que los ríos están dibujados sobre la tierra desde tiempos inmemoriales, como heridas geológicas que llevan millones de años, no es exacta. Una porción del sudoeste de Córdoba puede dar fe: en 30 años surgieron allí, de la noche a la mañana pero con la firme intención de quedarse para siempre, dos nuevos arroyos.
Ambos se ubican en la zona entre Chaján y Washington, en el departamento Río Cuarto, sobre el límite con San Luis. Uno se abrió en 1984, y desde entonces se mantiene con agua permanente. Los lugareños lo bautizaron Selegua. El otro es mucho más reciente: nació el 25 de noviembre de 2015, abriéndose camino entre campos. Desde entonces mantiene caudal y nada indica que lo pierda.
Ricardo Reynoso, intendente de Chaján, cuenta que ya tiene nombre, al menos para los lugareños: “Le decimos la Paraguaya, porque viene desde un cerrito de ese nombre”, apunta.
A Reynoso y los habitantes de Chaján, las curiosidades no los desvelan. Las preocupaciones pasan por urgencias y temores: desde noviembre, cuando irrumpió sin aviso ni permiso, el arroyo pega contra una alcantarilla de la ruta nacional 8 y pone en riesgo su integridad. “Hicimos reclamos ante Vialidad Nacional, el ente nacional Occovi y la empresa que cobra peaje en la ruta, pero todo sigue igual. Si llegan a llover 60 o 70 milímetros de golpe el cauce se llevará la ruta y Chaján quedará aislado. Para salir deberíamos ir por San Luis”, advierte el intendente.
Según Reynoso, en el último mes Vialidad Provincial ayudó a solucionar los graves pro­blemas que afectaron a cientos de caminos rurales, como en todo el sur cordobés. “Al menos los productores pueden sacar sus cosechas. Pero si se corta la ruta, como ya ocurrió en 1984, el problema regional será grave”, insiste.
El nuevo arroyo –de unos 20 kilómetros de largo– partió campos en dos, con cárcavas (grietas) de hasta cinco o siete metros de profundidad, y un ancho que va de 10 a 15 metros. Si un pueblo estuviera en su camino lo habría derribado.
No está claro el origen del nuevo cauce. Reynoso apunta que se estima que nace en la zona del cerro El Morro, en la provincia de San Luis, donde hace unos años se abrió un río (el Nuevo). “Este sería como un brazo de aquel”, comenta. Pero el cauce superficial se deja ver desde la zona del cerro la Paraguaya, ya en Córdoba.
En pocos kilómetros, en esta zona, a los históricos arroyos Chaján y El Ají se han sumado otros dos.

De dónde, por qué
La sucesión de lluvias intensas es la explicación principal pero no la única. Ante su aparición en noviembre, Stella Bogino, investigadora de la Universidad Nacional de San Luis y estudiosa de los ecosistemas boscosos, planteaba a este diario la influencia de la deforestación que se percibe en la región en los últimos 60 años, entre esta región cordobesa y su vecina de San Luis. “La vegetación na­tural que había absorbía más agua que los suelos agrícolas actuales. El agua que sobra busca correr de alguna forma”, explicó Bogino.
En 1962 quedaba la mitad de los bosques nativos de caldén y algarrobo que cubrían el área serrana de El Morro, en San Luis. En la actualidad sobrevive menos del 10 por ciento de ese ecosistema original.
Una tesis doctoral de Celina Santoni, en 2004, relevó la formación de 17 nuevos arroyos en San Luis. “Las condiciones actuales no parecieran ser el escenario final en el cambio de la cuenca. Según los valores de densidad de drenaje, los cambios son exponenciales y están alejados de alcanzar un punto de equilibrio con el paso de los años”, advertía Santoni en su estudio. Un trabajo del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta) apunta en igual dirección.

San Luis promete reforestar
Remediación. La semana pasada, el gobierno provincial de San Luis anunció algunas medidas que hubieran sido de gran utilidad décadas atrás: plantar un millón de árboles por año para procurar la estabilización hídrica de la cuenca de El Morro. El proyecto fue elaborado por ese gobierno provincial junto con científicos de organismos nacionales como Conicet e Inta.
Exigencia. El gobernador Alberto Rodríguez Saá planteó además que se exigiría a los productores rurales de la zona de Villa Mercedes plantar árboles en abundancia para aportar a la solución regional y evitar la erosión de sus campos.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Gráfico Ubicación La Paraguaya
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs