15 abr. 2017

Fundación 2030 habla de temas ambientales de Río Cuarto

El Puntal de Río Cuarto (15/04/2017)
“El río debe convertirse en un tema de agenda en la ciudad”

Gastón Chiesa, director ejecutivo de la Fundación 2030, dice que la ciudad ha vuelto a abandonar el río, a darle la espalda. Y que, junto con los gobiernos, debe ponerlo como un tema de agenda, como un distrito a abordar en toda su complejidad paisajística, social, ambiental y económica.
Chiesa detalló que la discusión sobre lo que debe hacerse con el Distrito Río es la prioridad principal que la Fundación se fijó para este año.
La 2030 es una Fundación creada para pensar el largo plazo, las líneas de desarrollo que debería tener la ciudad.

- ¿Qué han planificado como prioridad para este 2017?
- En primer lugar decidimos este año, con el trabajo de los socios, que ellos coordinen ciertos temas. En función de su experiencia, de la dedicación de muchos años de trabajo en algunos de esos temas es que los socios fueron apoyando la apertura de ese tema dentro de la Fundación. En ese marco surgieron 8 temas de trabajo, los cuales son el Distrito Río, un Polo Forestal, Acupuntura Urbana, una acción ONG, que es algo que veníamos trabajando, y también un tema impositivo que apunta a generar algunas recomendaciones sobre cuál debe ser la política en la contribución que incide sobre los inmuebles. Creemos que, en ese punto, habría que ir avanzando hacia una estructura más equitativa porque hoy no contempla las diferencias existentes en la sociedad. Tiene una muy buena legislación de base pero no se aplica porque es complicadísima. Hay cuestiones positivas a las que habría que adherirles nuevos elementos para lograr la equidad, como por ejemplo la cantidad de metros cuadrados construidos, cantidad de metros de terreno. Después tenemos un proyecto de salud para el Distrito Río. También desarrollamos un tema interno que es la Visión 2030; esto implica que de los 21 objetivos que tiene la Fundación vamos a intentar llevarle a la gente una mirada sobre esos 21 puntos mucho más precisa, realista, que vaya formando una imagen. Ese es un tema integral a todas las áreas. El segundo tema integral a todas las áreas es el Distrito Río, que es ni más ni menos que analizar el Distrito en todas sus dimensiones. Tiene una amplia densidad en la dimensión social, urbana, medioambiental.

- Y como potencialidad también.
- Así es, como potencialidad económica. Es nuestra obligación poner en agenda este tema. Y dijimos que este es el año. Creemos que este es el año porque de los 21 puntos que tiene la Fundación como prioridades, 11 de ellos aportarían si resolviéramos una buena planificación en el Distrito Río. Es decir mejoraríamos 11 de los 21 puntos. Tenemos ahí una potencialidad para nuestro desarrollo como Fundación. Antes de esto hicimos una serie de acciones. El año pasado concretamos un relevamiento en el Distrito, en conjunto con otras organizaciones como Techo, el Municipio, agrupaciones políticas. De los 1.600 hogares encuestamos a 391; o sea una muy buena muestra con relación a este universo que tiene el Distrito. En función de eso hicimos un trabajo interno en el que los socios decidieron para este año que debía ser el tema central para trabajar en la Fundación.

- Entendido en todas sus dimensiones.
- Así es. El trabajo que hicimos de encuesta tiene una muy fuerte dimensión en lo social económico pero no en el desarrollo, que es lo que el Distrito necesita. Para eso vamos a encarar algunas acciones este año, como trabajar en conjunto con el Municipio, con organizaciones, con actores. Nuestro principal tema va a ser trabajar con los actores del río; hay muchas organizaciones que están en el río. Queremos este año hacer un encuentro con ellas.

- No trabajar sólo sobre el diagnóstico sino desde la realidad específica.
- Sobre la realidad específica debe trabajar el Municipio. Nosotros deberíamos ser un poco la voz de la conciencia, si este proceso tiene una validación social y realmente interesa y está en la agenda, el compromiso de la Fundación va a ser convertirse en un motorcito constante para que el tema persista en la agenda.

- En algún momento el río fue motivo de una planificación urbana. En la gestión de Alberto Cantero se relocalizaron viviendas, se buscó darle una urbanización y con el tiempo volvieron problemas que se trataron de erradicar de ese sector.
¿La ciudad ha abandonado el río en los últimos años y ha dejado que crecieran los asentamientos sin intervención de parte del Estado?
- La palabra abandono cabe. Lo hemos abandonado los ciudadanos. Cuando éramos chicos el río era un lugar de encuentro social, ahí conocías a la noviecita, ahí te juntabas a tomar mates a la siesta, había actividad de todo tipo. Hoy en día todo eso casi que se dejó de usar. Sólo hay algunos eventos puntuales. Los carnavales se intentaron en cercanías del río. Este año el gobierno municipal ponía unas colonias en enero. Creo que hay una vuelta a revisarlo. El Estado había dejado muchas acciones que llevaba adelante y también había cambiado la configuración de la estructura social en Río Cuarto. El surgimiento de los countries alejaba gente del río, el crecimiento de la marginalidad con los momentos de crisis del país también lo hacía. La conjunción de la falta de políticas públicas y el abandono de los ciudadanos deja una situación que tenemos que intentar revertir. Hay problemáticas centrales que existen en ese sector. Primero hay que establecer las líneas de ribera, qué pertenece a qué, cuál es jurisdicción provincial y cuál local. El segundo elemento es ver los títulos de propiedad, ver dónde están enclavados ciertos asentamientos. Y hay que regularizarlos, urbanizarlos, transformar en barrio lo que es transformable en barrio. Tendrán sus caracerísticas propias, genuinas del río. Tendremos que aggiornarnos a la dinámica del río, pero lo que no podemos hacer es darle la espalda a esa situación.

Estabilización

- Hay una postura que dice que a los asentamientos darles una urbanización más configurada y estable afianza una situación de pobreza extrema.
- Es cierto. Eso ocurre. Cuando llevás infraestructura consolidás, la gente va y se queda. Porque tenés servicios cerca. Al mismo tiempo que uno debe generar una política de planificación e infraestructura, a la vez habría que generar una política para que el sector no se expanda de manera informal. Deberíamos garantizar que en el río haya calidad de empleo, que esa gente pueda hacer su propia casa, tener su propio terreno, que no sea el río el sector de riesgo de la vulnerabilidad. En Río Cuarto no debería haber sectores indigentes, pobres, porque en términos productivos tiene un potencial enorme. Lo que probablemente le falta al Estado al hacer una obra de infraestructura es planificar los títulos, las líneas de ribera.

- Decía que no es razonable que Río Cuarto viva algunas situaciones por la realidad productiva que tiene. Ustedes se encontraron con índices que parecen ser propios de otras realidades.
- Tal cual. Y los tenemos acá.

- Alto analfabetismo, una gran cantidad de gente que no termina el secundario, 8 de cada diez personas no tienen obra social.
- Así es. Se percibe una situación muy vulnerable. Río Cuarto tiene muchas veces un problema de distribución. Se ve una gran cantidad de edificios que han configurado la nueva cara de la ciudad y la contracara es un proceso de distribución. Falta un Estado en el Distrito Río que nos ayude a mantener políticas estables en el largo plazo. Por ejemplo, las políticas de relocalización que han tenido éxito en los últimos años se han producido en el Riachuelo, La Matanza. Y son trabajos muy largos y multidisciplinarios. Acá, en Río Cuarto, lo que hiciste fue sacar gente que estaba en el corazón de la ciudad y la llevaste a la marginalidad de la ciudad y no lo hiciste necesariamente en las mejores condiciones. Habría que pensar cómo la gente se adecua a un nuevo eje de vida.

- La idea entonces para este año es que el Distrito Río se problematice en la ciudad, que se comprenda que es un tema a tratar, planificar, a desarrollar y mejorar.
- Debe convertirse en un tema de agenda. Y debe seguir siendo así en el largo plazo. Nuestro rol es acompañar lo que en esa planificación puedan llevar adelante los gobiernos, orientado hacia dimensiones ambientales, sociales, económicas y de desarrollo.

Ver Noticia On Line


Un polo forestal y la marca ciudad

Entre otros temas que la Fundación 2030 piensa abordar este año está la necesidad de impulsar un polo forestal como alternativa a la reutilización de los efluentes cloacales.
También se apuntará a un programa denominado Acción ONG. “Es para trabajar articuladamente con las organizaciones de la ciudad para adecuarnos a la ley de voluntariado y que la experiencia de particular en una ONG sea una ganancia para el desarrollo de la ciudad, un crecimiento para la organización y un aporte direccionado a sus intereses y respaldo curricular para el
voluntariado. Armar una agenda que resuma el trabajo de las ONG en el año”, señaló Chiesa.
Además, se apuntará a pensar la posibilidad de inserción de Río Cuarto en el mundo a través de la creación de una marca ciudad, de fortalecer los vínculos con ciudades y ciudadanos riocuartenses en el mundo.
Acupuntura urbana: es uno de los programas más relevantes de la Fundación y apunta a poner en valor pequeños sectores públicos para transformarlos en lugares de encuentro.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs