10 nov. 2016

Córdoba adhirió al fomento a las energías limpias

El Puntal de Río Cuarto (10/11/2016)
Córdoba se sumó a la ley de fomento a las energías limpias

La Unicameral aprobó la adhesión a la normativa nacional. La Provincia insistirá con el impulso de las plantas que generan con maíz y estiércol. “Es para lo que tenemos mayor potencial”, dijo Gutiérrez
La Legislatura aprobó ayer en Río Cuarto la adhesión a la ley nacional de energías renovables en lo que significó un paso más dentro de la provincia para el fortalecimiento de un sector que, a partir de la producción agropecuaria, promete desarrollarse con impacto positivo en todo el interior.
Sin embargo, como se recordará, la primera licitación lanzada por el Ministerio de Energía para la generación limpia dejó a los proyectos cordobeses fuera de competencia por los costos. La Nación fijó un tope de 160 dólares el mega y las propuestas cordobesas pretendían al menos 200. La explicación de esa brecha es que la licitación fue pensada para el fomento de las eólicas y fotovoltaicas, mientras Córdoba apuesta a las de biomasa, de un costo mucho mayor, aunque con un derrame más significativo en las localidades donde se radican las plantas.
La discusión que en su momento se dio por parte de la Provincia y de los empresarios del sector permitió que se abriera una segunda instancia que les permitió a los proyectos de biomasa readecuarse y cambiar el sustrato a utilizar. Originalmente se iba a producir con silo de maíz y estiércol, pero el valor de equilibrio rondaba los 200 dólares. A cambio, se utilizará vinaza, un subproducto del etanol que permitirá encuadrarse en los 160 de tope.
En medio de ese proceso de recambio, ayer en la sesión de la Legislatura en Río Cuarto se aprobó la adhesión a la ley nacional. Y allí, el legislador Carlos Gutiérrez, presidente del bloque de Unión por Córdoba, redobló la apuesta y advirtió que la Provincia insistirá en la generación a partir de maíz. “Vamos a insistir porque Córdoba es la que mayores inversiones tiene ya realizadas en materia de biomasa. Y hay proyectos de ampliación de esas energías, entonces por supuesto vamos a seguir insistiendo en esto”, dijo el legislador riocuartense, quien recordó además que “Córdoba había sido dejada afuera en la primera etapa de la licitación de energías renovables a partir de biomasa. Precisamente el haber podido discutir entre los diputados, senadores y funcionarios de la Secretaría de Agregado de Valor Nacional permitió reencauzar la situación y llevarla a buen puerto. En el caso de Córdoba es la biomasa la base competitiva que tenemos, como en otras provincias puede ser la eólica o la fotovoltaica. Esta es una provincia agropecuaria por excelencia y allí están nuestras ventajas”, explicó Gutiérrez.
Por su parte, el presidente de Bioeléctrica, Germán Di Bella, reconoció que “gracias a todo el trabajo que se hizo junto a legisladores y autoridades locales, provinciales y nacionales, pudimos reconvertir la planta y cambiar para bajar los costos a los que reconoce Energía. Por eso funcionará a base de vinaza, que es un subproducto del etanol”. La empresa riocuartense fue una de las que habían participado de la licitación nacional y había quedado afuera.
“No era una licitación pensada para biomasa sino que estaba pensada para eólicas y fotovoltaicas. Entonces lo que pedimos fue reconvertir a un precio mucho menor, alrededor de 40 dólares menos, pero utilizando un subproducto de Bio4”, insistió.
“Esto fue una primera etapa en la que mostramos la predisposición para ajustarnos a las condiciones. Pero con este modelo sólo se podrían montar plantas cerca de las etanoleras para aprovechar el subproducto de la vinaza. Ahora, no es lo que soñamos, que fueron 60 plantas que generen energía a partir de silo de maíz y estiércol. Porque además, si no demandamos maíz no favorecemos la sustentabilidad de los suelos, que es para lo que fue pensado el proyecto. Nuestras ideas van siempre en ese sentido: generar más demanda de maíz para que el cultivo gane cada vez más superficie en los lugares donde vivimos”, dijo Di Bella.
¿El proyecto de crear 60 plantas en el interior provincial para generar a partir de maíz murió?, -se le consultó al empresario.
No, lo que sí se postergó, pero abrimos la ventana para discutir sobre biomasa, algo sobre lo que el Estado nacional no tenía idea. Dieron un pequeño cupo como para decir que cumplían pero no sabían de lo que podía provocar como efecto derrame en las localidades donde se instalan las plantas, en la generación distribuida y de base, en la generación de empleo o en el desarrollo de los pueblos. Cuando fuimos con todo eso advirtieron que no era sólo precio lo que se debía discutir.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs