22 feb. 2016

Ceipost, Mestre y una decisión polémica

La Voz del Interior (22/02/2016)
Una decisión polémica

Más allá de los argumentos de la Municipalidad de Córdoba para cancelar el programa de recolección y reutilización de desechos plásticos, es preferible sumar ideas para la higiene urbana antes que descartarlas.
La Municipalidad de la ciudad de Córdoba resolvió el cese de un programa que promovía la recolección y reutilización de desechos plásticos de distintos tipos que forman parte de la monumental cantidad de basura que producen a diario los vecinos.
La administración del intendente Ramón Mestre expuso sus razones para dar por terminada esta iniciativa, que era promovida por la Fundación Centro de Estudios e Investigaciones Políticas, Sociales y Técnicas (Ceipost).
Más allá de los argumentos del Ejecutivo municipal (que pueden ser atendibles y justificados), en materia de higiene urbana siempre es preferible sumar ideas antes que descartarlas.
La organización no gubernamental (ONG) había dispuesto medio centenar de cestos en distintos puntos de la ciudad para recolectar envases plásticos de bebidas gaseosas, agua mineral y productos de limpieza, entre muchos otros.
Según Ceipost, ese material se canaliza en conjunto hacia un complejo proceso de molienda y tratamiento industrial que, al cabo de distintas etapas, puede derivar (de acuerdo con el proyecto en ciernes) en la producción de mezcla asfáltica y hasta en la generación de energía térmica y eléctrica. Son tecnologías complejas y de avanzada, pero que pueden desviar el verdadero núcleo de este problema: ¿qué haremos ahora con los entre siete mil y 10 mil kilos de plástico que la fundación dice haber recolectado y compactado todos los meses en la ciudad de Córdoba?
La Municipalidad argumenta que en medio de la crisis que soporta la higiene urbana, los cestos dispuestos por la ONG muchas veces son llenados sin control con otros residuos que depositan muchos vecinos desaprensivos.
“Era una situación totalmente informal, porque ellos ponen cestos, pero después la recolección que desarrollan es deficiente y lo que se genera es más basura”, dijo el subsecretario de Higiene Urbana, Alberto Guzmán.
Las explicaciones y las réplicas no despejan del todo el destino que tendrá ese volumen de desechos. Un panorama inquietante que agrava la desorganización respecto de la higiene y recolección de la basura, lo que es verificable en el crecimiento desmesurado y sin control de los basurales clandestinos en zonas periféricas.
El municipio promete que la tarea que desarrollaba la fundación pasará a ser responsabilidad de la empresa estatal Crese y que recién para marzo próximo podría ampliar el universo de cestos destinados a basura reciclable.
La reacción oficial suena apresurada y controvertida, toda vez que las falencias atribuidas a la ONG podrían haber sido subsanadas en un clima de diálogo y entendimiento. Sólo queda que la administración municipal cumpla con lo prometido y que el tema de la basura deje de ser una pesadilla constante para los cordobeses.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs