7 mar. 2018

Buscan proteger hectáreas a la vera del río Cuarto

El Puntal de Río Cuarto (07/03/2018)
Piden que se declaren “área protegida” 370 hectáreas a la vera del río Cuarto

Un estudio de la Fundación Biored detectó en el lugar un bosque nativo único, 81 especies de aves y una gran riqueza faunística e ictícola. Un grupo de pescadores advirtió que el espacio está siendo depredado
A mitad de camino entre Las Acequias y Reducción, en medio de humedales y a la vera del río Cuarto,  especies autóctonas de flora y fauna forman un bosque nativo único que hoy está librado a su suerte ante la falta de protección y la depredación que sufre a diario.
Hoy este sector que ocupa 370 hectáreas pretende ser convertido en una área protegida natural, a instancias de un proyecto elaborado por la Fundación Biored, el cual será presentado ante el Ministerio de Ambiente con el aval de las intendencias de la zona y vecinos interesados por  conservar uno de los pocos espacios naturales que subsisten en la zona.
A principios de semana Claudia Dellafiore, en representación de esta ONG, acompañada por el grupo de Pescadores Los Ranqueles, quienes fueron los primeros en advertir sobre la existencia de esta zona y la necesidad de su protección, se reunieron con el intendente Gastón Tomatis, de Las Acequias, a los fines de lograr su apoyo para que el proyecto pueda plasmarse en una ley a nivel provincial. Asimismo, buscan sumar la adhesión del intendente Gustavo Passero, de Reducción, y del legislador departamental Matías Viola para que sea tratado en la Legislatura.
En la ocasión, Dellafiore informó al intendente Tomatis sobre los detalles técnicos de la iniciativa. Al tiempo que señaló la necesidad de lograr el aval oficial por los múltiples beneficios que aportaría no sólo en materia ambiental, sino para el progreso de los pueblos de la zona.
La profesional indicó que por la riqueza del lugar sería conveniente sea declarada “reserva natural con fines educativos, científicos y recreativos”.
El proyecto nació por inquietud del grupo “Pescadores Los Ranqueles”, que, preocupado por ver la depredación en el lugar, movilizó a especialistas de Biored para realizar un relevamiento en el lugar.

Diversidad de especies
“Nos plantearon que en esta zona, de unas 370 hectáreas entre Acequias y Reducción, había un lugar natural importante, pero que observaban matanza de animales y  pesca sin control. Decidimos entonces intervenir y fuimos a hacer un relevamiento”, precisó Dellafiore.
Así, con el asesoramiento también del área de Geología de la UNRC se comenzó la tarea de reconocimiento del lugar.
“Nos encontramos con un sistema de lagunas y el río (Cuarto). Hicimos un censo de la vegetación y nos encontramos con un bosque nativo riquísimo, donde hay desde piquillín, algarrobos, chañares. En aves identificamos 81 especies diferentes como picahuesos, cardenales, reinas moras, entre otras tantas y aves acuáticas como patos, gallaretas que habitan en los humedales. También gran cantidad de mamíferos, como la nutria, y una gran variedad de peces”, detalló Dellafiore.
En medio del recorrido pudieron verificar lo planteado por los pescadores, ya que encontraron tramperos abandonados, animales que habían sido muertos, entre otros daños.
A partir de los datos recogidos se decidió elaborar un proyecto para impulsar la creación de una zona de reserva protegida.
“Determinamos que en cuanto al humedal que lo constituyen las lagunas bautizadas por los lugareños como El Tunal y un amplio bosque hacen que el lugar sea un sitio muy importante para la conservación”, agregó Dellafiore.
Toda la información hoy es parte del proyecto que Biored elaboró y que con el aval de intendentes y vecinos, será presentado ante el gobierno de Córdoba para que sea incorporado al Sistema Provincial de Áreas Naturales Protegidas”.
La presidenta de la ONG y docente de la UNRC dijo que confían en que la Provincia dé aval a esta propuesta. “En principio pedimos que sea declarada zona protegida, y luego natural y después evaluar con Ambiente qué categoría le corresponde. Por las características del lugar considero que debe ser una reserva natural para fines educativos, científicos y recreativos”, sugirió.
En el sur cordobés sólo subsisten unos pocos espacios naturales, como la reserva El Caldén (en Villa Huidobro), la Felipa (en Ucacha), que a pesar de estar protegidas sufren constantes daños.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs