21 feb. 2018

Grave denuncia de la planta de basura regional de Huinca

El Puntal de Río Cuarto (21/02/2018)
Huinca: una familia intoxicada por humo que sale de la planta de basura regional

Hugo y María Lucero viven a 200 metros del predio y se descompensaron tras inhalar aire contaminado. Denuncian que hace semana  están quemando los “caramelos” plásticos que contienen los desechos
La Planta de Residuos Urbanos Regional sigue generando problemas de contaminación en esta ciudad, y ayer la situación llegó a un punto límite cuando una familia denunció haberse intoxicado por el humo que se desprende desde hace semanas de los caramelos de basura acumulados en el predio.
Este predio que se creó con el fin de dar solución a los desechos, lejos de cumplir con el objetivo genera cada vez más problemas y reclamos.
Ayer, María y Hugo Lucero, vecinos del sector, han debido acudir al Hospital con síntomas de intoxicación por inhalar el humo que provenía del predio.  "Es insoportable. No se puede vivir así. Imaginate que ese humo también va para el pueblo", aseguraron los vecinos a PUNTAL.
Según el testimonio de los habitantes desde hace varios días observan columnas de humo que salen del predio. Tras llegar este medio al lugar, se encontró que los denominados “caramelos” donde se embolsa la basura están en plena combustión y el plástico se derritió. Se pudo constatar una pronunciada y densa columna de humo que provenía de desperdicios que se estaban quemando dentro de un pozo realizado en el predio de la RSU.
Este nuevo detonante se suma a los episodios anteriores de mal funcionamiento de este lugar llamado de saneamiento ambiental, pero a la luz de los hechos, y a cinco años de su implementación, no solamente no cumple con los objetivos sino que además es un peligroso foco de contaminación.
En el lugar se acumulan decenas de bolsones (tipo caramelos) que contienen  la basura y son los que desde hace tres semanas  se están quemando.

"Tuvimos que ir al Hospital"
María y Hugo Lucero, desde hace una semana permanecen en la vivienda como cuidadores del predio de la Cooperativa donde se ubican los piletones de las cloacas y que linda con el terreno de la RSU. Están a unos 200 metros de distancia hacia el sur y son ellos quienes sufrieron en la noche del lunes y madrugada de ayer las consecuencias cuando el viento norte trasladó el humo hacia la propiedad.
Ayer por la mañana tuvieron que recurrir al Hospital donde fueron atendidos por un principio de intoxicación debido al humo que aspiraron.
Los vecinos recibieron a PUNTAL  en su propiedad y, aseguran que el humo se reitera, pero ésta es la primera vez en que se observa tan denso e enrarecido.
 “No estamos muy bien porque anoche tuvimos que irnos de acá. No aguantamos el humo porque era insoportable y mi marido se descompuso y yo hasta ahora no me siento bien.  Estoy mal de la garganta, tengo dolor y ardor en los ojos. Si sigo así deberé regresar al doctor a ver qué me dice” indicó la mujer.
"Se vino el humo para este lado y se veían las llamaradas que salían desde la Planta y nos descompusimos. Fuimos al Hospital y nos pusieron una inyección", relata la vecina afectada.
“Lo que quiero es que se hagan responsables de lo que pasa. Llamamos a los Bomberos no vinieron, llamamos a la Policía y tampoco, no podemos estar así. Hay que pensar que esto también va para el pueblo, vinieron unos amigos a visitarnos y se fueron porque no podían estar y me dijeron, ‘María te vas a morir si seguís acá’", sostiene.

Combustión tóxica de los “caramelos”
Por su parte Hugo sostuvo que “el tema es de los caramelos, que se han prendido fuego. Es plástico prensado que se va quemando de a poquito, es capaz de tardar más de una semana y ahí no se la cantidad de caramelos que hay. Son más de 100 ó 200. Anoche (por el lunes) fue inaguantable, a 20 metros no se veía por el humo", relata el hombre.
Mientras los vecinos dialogaban con PUNTAL la columna de humo por el viento se dirigía hacia el norte cubriendo gran parte de la calle de tierra (viejo camino a Ranqueles) que conduce a la Planta ubicada a unos 5 kilómetros al este de Huinca.
La mujer asegura que su hijo que está estable en el lugar tiene un niño de tres años, pero nunca le había sucedido este caso. "A mi nuera le tuvimos que pedir que venga a buscar al nene porque el humo era inaguantable. Es una cosa increíble”.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs