26 ene. 2018

Cinco años de Policía Ambiental



El Diario de Villa Carlos Paz (26/01/2018)
La Policía Ambiental cumplió cinco años con un balance muy positivo

En los últimos doce meses, la Dirección recibió cerca de 2.200 denuncias vinculadas a las diversas temáticas.
La Dirección de Policía Ambiental fue creada en el año 2012 por Ley provincial N° 10.115 y cerró su quinto año de manera positiva. Año a año, la repartición implementa mecanismos innovadores en el control y fiscalización en materia hídrico-ambiental y de los recursos naturales con el objetivo de eficientizar su labor.
Uno de los mayores desafíos a los que debe enfrentarse constantemente, es poder brindar una pronta respuesta al gran caudal de reclamos que efectúan los ciudadanos y a las infracciones que se detectan de oficio. En los últimos doce meses, la Dirección recibió cerca de 2.200 denuncias vinculadas a las diversas temáticas que conforman su amplia competencia, encabezadas por aquellas en materia de recursos hídricos y seguidas por denuncias de tráfico y/o tenencia de fauna silvestre.
Cabe señalar que la Policía Ambiental, en cumplimiento a lo estipulado por las leyes hídrico-ambientales, no sólo aplica multa a los infractores, sino que les impone la remediación del daño ocasionado.
En materia hídrica, se detectaron aproximadamente cerca de 650 obras realizadas en toda la provincia, de las cuales un 46% eran ilegales. Por ello, se implementó un plan de desarticulación de obras clandestinas. Actualmente, se remedió un 22 % de los predios en infracción, ya sea que fueron desactivados por el infractor o por el Estado, mediante la licitación pública de tres empresas privadas. Durante el 2018, se prevé concluir con la desarticulación de las obras hídricas clandestinas restantes, sin embargo, cabe destacar que no todas las canalizaciones detectadas deben ser tapadas, sino que un 18% deben regularizarse debido a que son necesarias.
En materia de fauna, la remediación se logra a través de la liberación y vuelta a su hábitat natural de los ejemplares secuestrados, siempre que su estado sanitario lo permita.
La depredación de la fauna silvestre es uno de los problemas que preocupa a la Policía Ambiental, ya que durante el año que pasó se secuestraron 1.576 ejemplares que se encontraban en cautiverio violando las leyes que lo prohíben. En esa cantidad también están contados los secuestros por caza y pesca ilegal, como así también las entregas voluntarias que los ciudadanos realizan.
La Brigada Canina que puso en funciones la repartición continúa realizando entrenamientos semanales con el objetivo de perfeccionar los controles de fauna y ampliar el cuerpo de canes.
Un dato recalcable es que el 98% de los secuestros realizados por tenencia y transporte de fauna silvestre es de aves autóctonas. También, en menor medida, se secuestran loros, flamencos y guacamayos. Respecto de estos últimos, directivos y agentes de la repartición realizaron viajes a provincias vecinas para firmar convenios de trabajo conjunto y para trasladar los animales a su hábitat. En el dos por ciento restante, se sitúan los mamíferos, tales como osos meleros, monos carayá y caí, pecaríes, carpinchos y pumas.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs