9 ago. 2017

Lamentable, Dioxitek volvió a producir



La Voz del Interior (09/08/2017)
Dioxitek volvió a hacer dióxido de uranio en Alta Córdoba

Consiguió la autorización de la Justicia y la habilitación municipal, a cambio de comprometer su cierre a fines de 2018. Deberá hacer un parque urbano y donar 400 luminarias solares para las calles de la ciudad.
Luego de 32 meses de paralización por una clausura dispuesta por la Municipalidad de Córdoba, la fábrica de dióxido de uranio que la empresa Dioxitek posee en Alta Córdoba retomó su producción. Así lo confirmaron desde la Justicia federal y desde el municipio.
La autorización municipal se firmó el pasado 17 de julio, e inmediatamente se retomaron las tareas. La planta ubicada en Rodríguez Peña al 3200 es un eslabón clave para la generación de energía eléctrica por parte de las centrales nucleares del país.
A esas instalaciones llega el uranio natural, se lo procesa para convertirlo en dióxido de uranio y se lo envía a Ezeiza, provincia de Buenos Aires, para que se fabrique el combustible de las centrales de Atucha y Embalse.
El 10 de noviembre de 2014 la Municipalidad de Córdoba colocó la faja de clausura definitiva por violar la ordenanza 8.133 de uso del suelo, la cual prohíbe ese tipo de industrias en la ciudad. Había vencido el plazo de un acuerdo suscripto con el exministro de Planificación Federal Julio De Vido, en 2012, por el cual la planta se debía trasladar a una nueva sede, en la provincia de Formosa.
A principios del año pasado, Dioxitek y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) pidieron a la Justicia federal una declaración de derecho. En ese marco se llegó a un acuerdo en enero de este año, en el que el juez federal Miguel Vaca Narvaja es garante, por el que se permitía retomar la producción.
Pero antes de eso, la empresa debía cumplir con una serie de requisitos para lograr la habilitación municipal.

Por cumplir
El principal requisito es que se “obliga a cumplir con el retiro completo de servicio” de la planta en un plazo de 24 meses desde diciembre pasado, aunque se podría otorgar una prórroga.
También debía definir las etapas del cierre y avanzar en el “retiro definitivo” de Dioxitek y del chichón de uranio. Son 58 mil toneladas de residuos con radiación baja enterradas en un predio contiguo.
Además, la firma debía acreditar que la Nación disponía de los recursos económicos para la clausura y la remediación.
Otro punto del acuerdo es el compromiso de la empresa y la CNEA de proveer 400 luminarias solares para instalar en plazas y de realizar los trámites para que la Nación done al municipio el predio ubicado frente a la excervecería Río Segundo, donde hay un enorme basural y se expande un asentamiento. Allí, la CNEA y Dioxitek deben construir y equipar un parque.
La Justicia federal también está actuando para lograr la relocalización de unas 300 familias que además están en riesgo por el paso de los trenes.
Desde el municipio informaron que Dioxitek cumplió los puntos del acuerdo, y se dio curso a la habilitación, el 17 de ese mes.
En diciembre de 2018 la planta debería trasladarse a Formosa.
Sobre el chichón, se analiza qué acciones seguir ante el rechazo por parte de municipios serranos de que se traslade a la mina de uranio de Los Gigantes para que sea remediado todo. Una de las alternativas que se estudian es que se encajone con hormigón.
Qué es Dioxitek. La empresa Dioxitek es propiedad, en el 99 por ciento de sus acciones, de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Y el uno por ciento es de la provincia de Mendoza. La planta provee a las centrales nucleares de un insumo vital.

35 años de historia y más de 20 de estar "por irse"
1982. Comienza a funcionar la planta en Alta Córdoba.
1985. Sancionan ordenanza que prohíbe este tipo de fábricas.
1994. La Municipalidad pide la relocalización de la planta.
1995. Se acuerda el traslado. Se menciona Falda de Carmen.
1997. Se anuncia que la planta se trasladará a Despeñaderos.
2004. Se intenta un traslado a San Rafael (Mendoza).
2006. Se anuncia que la Nación relocalizará Dioxitek.
2007. Se firma convenio con la UTN para elegir un lugar en 2011.
2012. Tras una nueva clausura, se firma un compromiso para relocalizar la planta. Se comienza a construir la planta en Formosa.
2014. En noviembre, se clausura por incumplimiento del acuerdo.
2017. En enero se firma un nuevo acuerdo. Se debe cerrar en diciembre de 2018.

Ver Noticia On Line

Más Información:

La Nueva Mañana  - Edición Electrónica (09/08/2017)
Dioxitek reabrió con permiso provisorio su planta de Alta Córdoba
La Municipalidad otorgó un permiso provisorio bajo ciertas condiciones como acreditaciones de que la nueva planta en Formosa se esté construyendo, estudios de sanemiento de la zona, la construcción de un parque y la donación de 400 luminarias. Vecinos se oponen.
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs