30 jul. 2017

Se cocina la Ley agroforestal



La Voz del Interior (30/07/2017)
Ley agroforestal: proyectan plantar 30 millones de árboles

El miércoles se aprobará la norma que obliga a los productores rurales a forestar una parte de sus campos. Algunos sectores advierten de que la iniciativa puede vulnerar la ley de bosques y abrir la puerta a especies invasoras.
La Legislatura aprobará este miércoles la ley agroforestal que obligará a los productores agropecuarios a plantar árboles en una pequeña parte de sus predios. Algunos la bautizaron como la hermana no reconocida de la ley de bosques nativos.
Una estimación del Gobierno indica que se forestarían 150 mil hectáreas en 10 años para lo que se necesitarían unos 30 millones de árboles.
El proyecto cuenta con el apoyo de todo el bloque de Unión por Córdoba y gran parte de Cambiemos (macrismo y radicalismo). Otros partidos quieren introducir algunos cambios.
La iniciativa podría traer beneficios ambientales como crear cortinas forestales para evitar la erosión eólica y las tormentas de tierras en las rutas y enriquecer con especies autóctonas las cuencas hídricas.
También ayudaría a captar dióxido de carbono, gas responsable del cambio climático.
Pero si no se aclara su alcance puede ser incompatible con la ley de bosques y propiciar la implantación de especies exóticas e invasoras en zonas con monte nativo, advierten legisladores opositores y ambientalistas.

Qué dice el proyecto
Según el último texto, todos los predios destinados a la producción agropecuaria estarán obligados a reforestar al menos el uno por ciento de su superficie en un plazo de 10 años.
Sin embargo, deberán presentar su plan antes del 30 de junio de 2018. La autoridad de aplicación es el Ministerio de Agricultura y Ganadería.
Fija una multa equivalente hasta el ciento por ciento de la liquidación total del impuesto inmobiliario rural del predio para quienes incumplan con la forestación.
El legislador Martín Fresneda (Córdoba Podemos, kirchnerismo) asegura que hay puntos innegociables como que este proyecto no avance con lo que legisla la ley de bosques nativos y también que se aumente la superficie mínima por forestar a por lo menos el dos por ciento.
También propuso que se incorpore un anexo con un listado de especies prohibidas y permitidas y que se redefina la composición de la Comisión Agroforestal Provincial que creará esta ley.
El legislador presentó una serie de modificaciones en base a propuestas del Foro Ambiental Córdoba, la Coordinadora de Bosques Nativos y especialistas de las universidades.
Para Federico Kopta, integrante del Foro Ambiental, el punto más grave es la ausencia de un capítulo específico sobre selección de especies.
“Tampoco se hace referencia a cómo se compatibilizará con la ley de bosque nativo y el Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN), lo que podría derivar en forestación o reforestación con exóticas en áreas bajo OTBN”, dice.
En este sentido, el foro propone que se elabore un listado de especies exóticas prohibidas de acuerdo con la bibliografía científica, ya sea porque son invasoras, alergénicas, altamente combustibles o frágiles como para causar accidentes en zonas suburbanas.
“En el caso de áreas bajo OTBN corresponderá realizar restauración o enriquecimiento de bosques nativos, por lo que el ciento por ciento de los ejemplares por plantar serán de especies nativas del lugar”, dice un artículo propuesto por el foro.
Desde el oficialismo indicaron que algunos de estos cambios serán incluidos en el proyecto. El martes se tratará la iniciativa en comisión y se espera que se le dé tratamiento de preferencia para la sesión del miércoles.

Ingenieros agrónomos
“Nos parece un muy buen punto de inicio para recuperar la forestación en Córdoba”, asegura Daniel Cavallin, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Córdoba.
“Estamos de acuerdo con que en los lugares con OTBN y bosque nativo sólo se implanten especies autóctonas”, indica Cavallin.
El colegio también quiere que se impulse un mecanismo de bonos forestales.
Esto permitiría que si el dueño de un predio no quiere implantar árboles compre bonos a otro productor que plantará esos árboles en otro predio de la misma pedanía.
“Esto favorecería la producción de madera ya que se podría generar aprovechamientos forestales de grandes superficies y no espacios desperdigados con pocos árboles”, indica Cavallin.
Mariela Dura, también del Colegio de Ingenieros Agrónomos, asegura que es clave que los planes de forestación estén elaborados y ejecutados por un profesional calificado. En este sentido, el Colegio pidió que se incluya en la ley este punto.
“Hay que estudiar cada caso. Realizar un diagnóstico y planificar”, asegura Dura.
Y explica: “Realizar una cortina forestal puede servir en la medida en que la sombra que se genere no afecte la producción. Algunas especies de árboles pueden secar las napas de determinados suelos. Si en el predio tiene bosque nativo, no se pueden implantar especies exóticas”.
Según la experta, una opción que seguramente elegirán muchos productores será la de jerarquizar los ingresos, caminos y cascos del predio con árboles bajos.
“También puede que se busque generar algún ingreso con árboles frutales y con alguna producción maderera como pino o eucaliptus e incluso algarrobo, aunque es de crecimiento lento”, ejemplificó.

De dónde saldrán las plantas
Hacen falta más. Si bien Córdoba tiene varios viveros forestales y privados, la ley demandará más ejemplares. En abril, Córdoba firmó un compromiso con Misiones para recibir asesoramiento forestal, además de comprar tres millones de árboles.
A gran escala. El asesoramiento implica una transferencia científico-tecnológica para la producción de plantas in vitro a gran escala.
Centro de producción. Walter Robledo, ministro de Ciencia de Córdoba, también anunció que creará un centro de producción de especies nativas en el Ceprocor.

Tercer intento en siete años
Anuncios. En 2011 y en 2013, la Provincia anunció leyes de arbolado masivo en campos y en rutas. Ninguna se concretó.
17 millones. La primera fue propuesta por el actual gobernador Juan Schiaretti en 2011. El objetivo era plantar 17 millones de árboles en cinco años, en campos privados y en banquinas de rutas. Nunca se transformó en ley. Sólo se plantaron unos 150 mil árboles en las banquinas de algunas rutas.
Uno por ciento. En 2013, el gobernador José Manuel de la Sota anunció el envío de una ley que obligaría a cada dueño de campo a forestar “al menos el uno por ciento de su superficie”. En cinco años se sumarían unas 80 mil hectáreas arboladas. Tampoco fue tratada.

Ver Noticia On Line


El “milagroso” árbol kiri puede ser peligroso

La especialista advierte de que ya se sabe que el kiri es una especie invasora. “Se ha demostrado que tiene un alto potencial de desplazar a las especies nativas”, comenta.
Habrá visto videos y publicaciones en Facebook. Es el árbol milagroso y la solución contra el cambio climático. Su nombre científico es Paulownia tormentosa , pero se lo conoce como kiri.
Puede alcanzar los 27 metros de altura y tiene hojas de 40 centímetros de ancho. Es una especie muy vistosa. Su “milagro” reside en que puede captar más dióxido de carbono (CO2) que cualquier otra especie, principal gas responsable del calentamiento global.
San Luis ya comenzó a plantarlo. Hay algunas pruebas piloto en Tucumán y en Mendoza. Santa Fe está entusiasmada. Y podría ser una de las especies “estrella” de la ley agroforestal de Córdoba.
Pero los biólogos advierten sobre los peligros que tiene esta especie exótica. “El kiri no es la solución al cambio climático y puede tener efectos muy fuertes en la dinámica del carbono, de los nutrientes y del agua de nuestros sistemas nativos, con una alta probabilidad de invasión”, dice Georgina Conti, bióloga investigadora del Conicet y de la UNC.
“En materia ambiental, no se pueden decidir las cosas de forma aislada, como es la captación de dióxido de carbono. Las plantas también captan agua y generan cambios en los sistemas cuando las especies se vuelven invasoras. Ya tenemos varios malos ejemplos por tomar decisiones improvisadas”, agrega Melisa Giorgis, también investigadora del Conicet y de la UNC.
Esta especie tiene una altísima tasa de crecimiento, por lo que absorbe grandes cantidades de dióxido de carbono. Pero para mitigar el cambio climático, no sólo se debe captar el CO2, sino también almacenarlo por mucho tiempo como biomasa y materia orgánica en el suelo.
“Las especies que crecen rápido como el kiri, también liberan rápido el CO2, por respiración cuando están vivas, a través de la rápida descomposición cuando están muertas”, explica Conti.
Y agrega: “Un quebracho que tenga más masa, si bien le llevó más tiempo acumularla, la pérdida por respiración es mucho menor y se descompone más lentamente una vez muerto”.
La especialista además advierte de que ya se sabe que el kiri es una especie invasora. “Se ha demostrado que tiene un alto potencial de desplazar a las especies nativas”, comenta.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs