10 jul. 2017

Lluvia sin agroquímicos en Colonia Caroya

El Despertador de Jesús María (10/07/2017)
No hay contaminantes en el agua de lluvia

La Municipalidad pidió analizar las dos primeras precipitaciones de la temporada estival 2016-2017 y no  encontraron restos de plaguicidas. Tampoco en el agua del canal Huergo, usada para consumo.
Colonia Caroya. Por primera vez en la historia, la Municipalidad ordenó analizar el agua de lluvia en base a un reclamo de productores que planteaban la hipótesis de cultivos afectados por los químicos existentes en el aire que caían a la superficie con las precipitaciones.
Fue una sugerencia de los vitivinicultores, quienes notaban los daños en los viñedos tras los primeros aguaceros de la temporada.
El año pasado, aún con la permisión del Dicamba y el 2-4D en parte del territorio provincial (hoy totalmente prohibido), se tomaron muestras de lluvia en una chacra.
Fueron en los dos primeros chaparrones del ciclo estival (29 de septiembre y 4 de octubre) y en plena temporada (4 de enero pasado).
El Laboratorio Greenlab -de la ciudad de Rosario- evaluó la posible presencia de 2-4D (prohibido en toda Córdoba de agosto a marzo), Dicamba (prohibido en Colonia Caroya), Piclorán y Glifosato.
Los resultados, que se informaron  en una conferencia de prensa a cargo del ex Subsecretario de Salud y Prevención Comunitaria, Dr. Fernando Manera, dieron negativo, es decir, no se detectaron partículas de los mencionados químicos en el agua de lluvia.
“Esto permite llevar tranquilidad a la población respecto a la creencia de que productos fitosanitarios permanecen en la atmósfera y son arrastrados por las precipitaciones al caer en superficie”, se mencionó.

También al agua de consumo
Por potra parte, como obligación establecida por ordenanza municipal del año 2005, la Municipalidad retomó después de una década la solicitud de evaluación del agua que la Cooperativa de Servicios Públicos envía a la red para consumo.
Cabe aclarar que la entidad prestadora del servicio hace estudios frecuentes de la calidad del agua antes y después de la potabilización, pero el Estado, por ser la parte que da a concesión, también está comprometido a realizar análisis.
Las muestras se tomaron en el canal Huergo y en perforaciones de extracción, entre 180 y 270 metros de profundidad.
Se analizaron la posible presencia de 147 plaguicidas y en todos los casos los resultados dieron por debajo del límite de detección técnica analítica utilizada.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs