21 jul. 2017

Estación General Paz y una obra con desmonte



El Despertador de Jesús María (21/07/2017)
La variante General Paz destruiría un bosque nativo

El propietario del campo, Antonio Boschi, y los vecinos del pueblo quieren frenar la intención de la Municipalidad. Hace un año, desde el Gobierno provincial pedían preservar ese monte. ¿Qué intereses hay?
Estación General Paz. La construcción de la variante General Paz, que rodeará al pueblo con un trazado que se hará hacia el Este de la zona urbana, está generando una gran polémica.
Cuando todos imaginaban que la Provincia la construiría en el trazado actual de algunos caminos rurales, surgió la intención de hacer- la mucho más cerca y partiendo desde el bosque de Boschi.
Esas seis hectáreas de monte ubicadas al Sur de General Paz “son las últimas que van quedando con la flora autóctona”, según su propietario.
Antonio, el dueño del campo, jamás tocó un árbol y quiere que nadie intervenga.
Su visión sobre la biodiversidad lo lleva a preservar un inmenso predio que tiene algarrobos, quebrachos blancos, moradillos y talas, algunos que superan los 5 metros de alto y los 100 años de edad.
Es una masa boscosa de monte chaqueño que sobrevivió a la indiscriminada depredación del Norte de Córdoba.
Pero lo que la agricultura no pudo destruir, ahora lo puede hacer una obra pública.
El trazado de la variante sugiere partir desde ese bosque, eliminándolo casi por completo y partiendo en dos el campo de Boschi.
“Yo me vería beneficiado porque la Provincia pagará por la expropiación, pero es ilógico lo que quieren hacer”, indicó el vecino.

¿Cambiaron de idea tan rápido?
Originalmente, la ruta iba a utilizar los trazados de caminos rurales y partía desde la altura de Bunge hacia el Noreste, en una calle que pertenece a Vialidad Provincial.
“Simplemente, necesitarían ensanchar un poco un trazado existente, pero ahora quieren cambiar todo y empezarla 900 metros más al Norte, donde tengo el campo y donde se encuentra el bosque nativo”, agregó Boschi.
Insólitamente, hace un año la Secretaría de Ambiente opinó que “no debería disminuirse la superficie de bosques en esa zona”, aunque afirma que en caso de no existir otra alternativa, “debería ejecutarse forestaciones compensatorias”.
Boschi afirmó que “sí hay alternativas y con más sentido común” y que “es imposible reemplazar esos árboles” que decidió preservar en su campo.
Por si faltara algo, ese monte está declarado como “zona roja” en la Ley de Bosques, es decir que no se puede intervenir.
Para el dueño, hay otros intereses que llevan a cambiar el proyecto y a acercar la variante a la zona urbana.
El lunes se realizó una audiencia pública que solamente se publicó en el diario Día a Día y de la que la mayoría de los vecinos no se enteró. Aún así, algunos asistieron.
Por otra parte, el dueño asegura que la eliminación del monte nativo repercutiría negativamente en el pueblo, ya que toda el agua pluvial que termina en ese lugar óptimo para la infiltración -donde incluso hay una represa- se dirigiría, directamente, a la zona urbana de General Paz.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs