17 jul. 2017

En Villa María sigue dando vuelta la planta de RP



El Diario de Villa María (17/07/2017)
Así es el depósito que intentan instalar

Tendría capacidad para 80 toneladas de desechos tóxicos, según la información pública disponible. El estudio de impacto ambiental, que es de 2011, asegura que el predio ya se encuentra afectado por el basural a cielo abierto que allí funcionó
Según la información pública presentada por la empresa EMRE SA ante la Secretaría de Ambiente de la Provincia, la capacidad total de almacenamiento de residuos peligrosos es de 80 toneladas, sumando todas las categorías de desechos que albergaría la planta.
La empresa es la misma que tiene a cargo actualmente la tarea de tratamiento de este tipo de desperdicios y lo que intentan ahora es instalar un espacio de almacenamiento transitorio o guarda para la posterior disposición final, para lo que se trasladaría el material hacia otra localidad.
Este recinto estaría ubicado en el mismo predio de 36 hectáreas propiedad del municipio, en el kilómetro 107 de la ruta 2, en donde actualmente se encuentra el vertedero, la planta de tratamiento y la sede de la Cooperativa 7 de Febrero, encargada de la clasificación de residuos secos.
Cabe recordar que la principal objeción que realizaron los expositores de la audiencia pública realizada en mayo de este año fue que el estudio de impacto ambiental que presentó EMRE SA es del año 2011 y el propio intendente Gill, en declaraciones a la prensa, anunció que desde el municipio se le pidió una actualización del mismo.

Un impacto negativo
El informe presentado por la firma que intenta instalar el depósito de desechos peligrosos está firmado por una asesora ambiental que hoy ocupa un cargo en el área de Ambiente del municipio: Marina Crescimbeni.
En el texto se admite que “toda operación realizada con residuos peligrosos, desde su generación hasta su destino final, es potencialmente generadora de impactos ambientales negativos, la magnitud y duración de los mismos dependerá del tipo de residuos y de la modalidad en que se realicen las operaciones de manejo en cada una de las etapas”.
Esperan conseguir la aprobación de la Provincia para operar en una fracción de terreno de 55.553 metros cuadrados. Allí, la firma trabajaría con distintos tipos de residuos de tipo Y2,Y3, Y8, Y9, Y48/8/9/12 e Y12.
Son desechos resultantes de la industria farmacéutica, aceites minerales, mezclas y emulsiones de desecho de aceite y sólidos contaminados con este compuesto, como así también resultantes de la producción, preparación y utilización de tintas, colorantes, pigmentos, pinturas, lacas o barnices.
Al momento de referirse a la contaminación del lugar, el estudio ambiental presentado por EMRE SA se protege al plantear que “la práctica de enterramiento incontrolado fue generando impactos negativos, fundamentalmente sobre las aguas y el suelo”, en alusión al basural a cielo abierto que funcionó en el predio de ruta 2 desde 1982 hasta hace algunos años.
Luego de la audiencia pública -obligatoria para cuestiones ambientales- realizada en mayo no hubo novedades desde la Secretaría de Ambiente de la Provincia.
Desde la Municipalidad de Villa María lo único que se supo fue el pedido de Gill de actualizar el análisis del impacto ambiental, ya que el presentado por la empresa tiene seis años de antigüedad.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs