26 jul. 2017

El 2017 puede ser complicado para los incendios



La Voz del Interior - Edición Electrónica (26/07/2017)
Incendios en Córdoba: ¿por qué el riesgo es mayor cada cuatro años?

Desde el Plan Provincial de Manejo del Fuego advierten que 2017 puede ser complicado. Plantean antecedentes de mayor incidencia de siniestros cada cuatro años y recuerdan los muy graves de 2009 y 2013. Hasta ahora, 2017 viene "tranquilo".
En lo que va de 2017, suman algo más de mil las hectáreas que resultaron quemadas por incendios en Córdoba, según datos del Plan Provincial de Manejo del Fuego. Restan, hasta noviembre, los meses de mayor riesgo. Pero si la situación no se desmadra puede que este año se asemeje al anterior, cuando en total hubo fuego en unas 11 mil hectáreas, el nivel más bajo de las dos últimas décadas. Sin embargo, en los cuarteles de bomberos y en las oficinas del Gobierno que siguen estos temas señalan que debiera mantenerse en alto la luz de alerta.
 El pasado fin de semana, con viento y calor, fue el más complicado de 2017. Sólo el sábado, el Foro Ambiental Córdoba relevó más de 90 focos en el territorio provincial, sobre la base de un sistema satelital que detecta fuegos en tiempo real en todo el planeta.
 Hubo focos complicados en zonas serranas con monte, como San Antonio de Arredondo (Punilla); la reserva de La Calera (Sierras Chicas) y Villa Quillinzo (Calamuchita), además de numerosos incendios en zona llana, que avanzaron sobre rastrojos secos en campos ya cosechados.
 Claudio Vignetta, secretario de Gestión de Riesgo de la Provincia, señaló que “hasta ahora el año ha sido tranquilo”, pero advirtió que “no hay que bajar la guardia".
 Según comentó, cada cuatro años suelen darse picos de mayor incidencia de fuego en Córdoba. “Fueron graves en 2009 y 2013", citó recordando los años con más extendidos y complejos incendios en territorio cordobés de las dos últimas décadas, con más de cien mil hectáreas quemadas en cada uno y severos daños provocados. En 2009 hubo incluso dos muertos y en 2013 el impacto ambiental fue muy severo, sobre todo en la zona de pinares en Calamuchita.
 En 2017 se cumple ese plazo de los cuatro años. Según apuntó Vignetta, cada cuatro se da uno más seco: 2009 y 2013 lo fueron y este lo es, en comparación con los tres anteriores, que tuvieron más lluvias y humedad. Esos tres años con mayores precipitaciones dejaron además como una de sus consecuencias una mayor masa vegetal disponible, o sea, más carga combustible.
 Si entre agosto y septiembre se suceden varias semanas seguidas sin lluvias, con baja humedad, y se suman algunas condiciones más, el riesgo será alto. Sobre esa advertencia mantiene el alerta el Plan de Manejo del Fuego.
 En ese marco, el funcionario provincial admitió que aunque hasta ahora hayan sido sólo mil las hectáreas afectadas, si se llegara a terminar el año con 11 mil, como en 2016, sería un “muy buen resultado”.

Ver Noticia On Line

Más Información:

La Voz del Interior (26/07/2017)
Por qué 2017 puede ser un año complicado
En ese marco, el funcionario admite que aunque hasta ahora hayan sido sólo mil las hectáreas afectadas, si se llegara a terminar el año con 11 mil, como en 2016, sería un “muy buen resultado”.

Quien genera un incendio, ¿paga el costo?
La Provincia evalúa cobrar los gastos en casos de intencionalidad o negligencia. Sería un criterio similar al de los rescates por extravíos en montañas, que nunca se aplicó.
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs