12 jul. 2017

DDT en Alta Córdoba: inadmisible



La Voz del Interior (12/07/2017)
Una situación inadmisible

Contaminación con DDT. Estamos hablando de una situación en la que se ven involucrados organismos del Estado nacional y del Estado provincial: uno ocultó durante décadas el verdadero uso de unas instalaciones ubicadas en plena zona urbana. Alta Córdoba sigue sin remediación por el DDT
La Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba confirmó una condena contra el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) por daño moral y físico en perjuicio de siete personas que vivieron durante años en el depósito que esa institución administraba en la calle Avellaneda al 1700, en pleno corazón del barrio de Alta Córdoba.
Sin que ellos lo supieran, allí se guardaban toneladas de dicloro difenil tricloroetano (DDT), una sustancia tóxica que puede provocar cáncer y suprimir el sistema inmunológico.
Toda Córdoba desconoció lo que guardaba ese depósito del Senasa hasta enero de 2005. Al conocerse la verdad, cundió el pánico, y con razón: una treintena de vecinos se hicieron análisis de sangre y 28 de ellos supieron que estaban contaminados.
La entonces Agencia Córdoba Ambiente, hoy Secretaría de Ambiente, ordenó el inmediato retiro del DDT. En cumplimiento de esa demanda, Senasa lo trasladó al predio de Taym, en la zona de Bouwer.
Pero en los 12 años que pasaron desde entonces no se hizo nada más. La planta de Alta Córdoba sigue esperando por el plan de remediación, no se realizaron más estudios del impacto sobre la salud de los vecinos y el DDT sigue intacto en Bouwer. ¿Por qué?
Estamos hablando de una situación en la que se ven involucrados organismos del Estado nacional y del Estado provincial: uno ocultó durante décadas el verdadero uso de unas instalaciones ubicadas en plena zona urbana, y el otro no exigió una respuesta en tiempo y forma a la altura de las circunstancias. Doce años es tiempo más que suficiente para concluir que ninguno de los dos hizo lo que le correspondía.
En principio, por disposición judicial, Senasa está por iniciar el plan de remediación y ya tendría todo listo para contratar los servicios correspondientes. Sin embargo, Ambiente asegura que aún no se presenta ante el organismo provincial el plan como corresponde, de modo que no cuenta con la aprobación respectiva. ¿Cómo se puede contratar a alguien, entonces, para que realice una tarea que no fue fijada con claridad?
Hay algo más preocupante. En declaraciones a este diario, Javier Britch, secretario de Ambiente, sostuvo que cualquier plan de remediación implica generar nuevos residuos contaminantes y que “no hay lugar en Córdoba, y creo que tampoco en el país, para tratar y disponer finalmente de ellos”.
De ser así, el alojamiento “transitorio” en Bouwer se realizó sabiendo que se generaba otro foco contaminante Y ahora, 12 años después, las partes implicadas parecen estar a punto de decirnos que no pueden hacer nada. Sería una confesión más inadmisible, si vale la comparación, que la inadmisible parálisis de tantos años.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs