24 jun. 2017

Villa María: preocupación por las podas



El Diario de Villa María (24/06/2017)
Preocupación por las podas abusivas y sin control

Desde el municipio empezaron a emitir licencias a podadores autorizados y dijeron que “la prioridad es el árbol” y para intervenirlo deben consultar al área de Ambiente. También aclararon que los cortes a los árboles del edificio comunal fueron “un error de coordinación”
La ciudad se encuentra en estado de emergencia ante las sucesivas podas indiscriminadas, abusivas y sin control, sumadas a la tala de árboles que pertenecen al patrimonio público villamariense.
El geólogo Germán Tissera, quien coordina el área de Ambiente del municipio, fue claro al afirmar que “los árboles no se podan, salvo que haya una molestia para el transeúnte o para una infraestructura, pero no porque te llene la vereda de hojas”.
Luego afirmó que “la prioridad para nosotros es que el árbol quede, porque hemos comprobado que donde hay extracciones no se vuelve a poner más nada”, refiriéndose a los casos en donde, por ejemplo, sacan los árboles porque levantan las veredas.
Tissera aseguró que cuando junto con su equipo ingresaron al área, “no había registros de ningún tipo”, tanto de podadores como de vecinos que en algún momento solicitaron la poda.
Desde entonces han emitido unas 60 licencias a personas que se dedican a la podadura, que son los únicos autorizados para, en caso de ser necesario, intervenir el arbolado.
En este sentido, el ingeniero Pablo Montalvo -también integrante de la cartera de Ambienta- señaló que en principio el problema fue que los podadores recibían órdenes estrictas de los vecinos y si no cumplían, no se les abonaba el servicio.
“Muchos de los que realizan este trabajo son changarines”, resaltó Montalvo. Al mismo tiempo, remarcó que la idea es “informar y difundir para que la misma gente sepa la importancia de preservar el árbol y nos ayude a controlar”.
Luego de reuniones con centros vecinales, Seguridad Ciudadana y la Policía de la Provincia, la Secretaría de Ambiente ejecuta un plan de fiscalización en donde se labran actas a vecinos y jardineros que procedan sin autorización a cortar los árboles.
En todo momento, los funcionarios hicieron hincapié en que la prioridad es la planta por ser “patrimonio público”. “Muchas veces podan porque tapa un cartel, pero ese cartel está en infracción”, en referencia a los comerciantes.
Consultados sobre las acciones contra los árboles de calle Mendoza -en la vereda del municipio- admitieron que fue fuera de temporada y se trató de “un error de coordinación” por estar en una “etapa de restructuración”.
Cualquier vecino que tenga inquietud sobre un árbol de la vía pública debe dirigirse a la oficina 324 del municipio, donde asesoran y entregan un listado de matriculados para podar, en el caso de ser necesario.
La oficina 324 del municipio es adonde deben dirigirse los vecinos que crean que un árbol de la vía pública pueda necesitar intervención. Personal de Ambiente evalúa caso por caso y autoriza o no la poda. Cualquier otro procedimiento es irregular y pone en riesgo el arbolado público.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs