16 jun. 2017

Caroya pone a debate el ordenamiento ante un loteo

El Despertador de Jesús María (16/06/2017)
En contra de los countries

El bloque oficialista del Concejo Deliberante de Colonia Caroya presentó un proyecto para prohibir los barrios privados en la ciudad.
Colonia Caroya. En medio de la discusión por pedidos de autorización para nuevos loteos en la zona rural, el Concejo Deliberante analiza un proyecto del oficialismo para prohibir los countries.
La iniciativa fue presentada esta semana con el aval del Intendente, tras una solicitud particular para permitir un barrio privado en el corredor de la calle Pedro Patat Sur.
La Ordenanza 1788/13 sobre planeamiento urbano de la ciudad no contempla las figuras de barrio cerrado o countrie, por lo que los ediles decidieron crear una nueva ordenanza para impedirlos.
Los autores del proyecto consideran que se debe respetar el perfil urbano-rural, siendo la zona de producción exclusiva para el trabajo de cultivos o cría de animales según la categoría de criaderos.
Colonia Caroya cuenta en la actualidad con una superficie superior a 18 mil hectáreas, de las cuales 600 están calificadas como zona urbana, con una gran disponibilidad de suelo vacante.
La expansión de urbanizaciones cerradas ha crecido durante la década de los ‘90 en las principales ciudades de Latinoamérica, “afectando grandes porcentajes del ejido urbano, principalmente en las periferias de las ciudades”, según el proyecto.
Para evitar un crecimiento urbano extendido y disperso, surgió la iniciativa de prohibir estos emprendimientos que están definidos como “urbanizaciones destinados a uso residencial con perímetro restringido al paso público general, compuesto de unidades parcelarias independientes y áreas de uso común”.
También se quiere restringir la figura de club de campo: “Complejos recreativos residenciales con perímetro restringido al paso público general, con una entrada común y está dotado de espacios destinados a actividades deportivas, convirtiéndose las actividades deportivas en el eje esencial de la vida del barrio. Las viviendas son de uso transitorio o permanente debiendo existir entre el área de viviendas y el área deportiva una relación funcional y jurídica”.
El artículo 3º insta al Ejecutivo a proponer programas de urbanización alternativos que den una respuesta a la problemática habitacional “que aseguren la inclusión de unos y evite la expulsión de otros”.

Ver Noticia On Line

Más Información:

Megaloteo: un juego de estrategias
Un empresario está vendiendo mil lotes en el Camino a Los Molles y avanzan en el pedido de urbanización. El Intendente Brandán no quiere autorizar. ¿Logrará frenarlo o se ganará un grave problema?
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs