18 jun. 2017

Alpa Corral creó su código ambiental

El Puntal de Río Cuarto (18/06/2017)
Alpa Corral creó su código ambiental y sale a relevar sus especies nativas

Profesionales y vecinos vienen desarrollando un trabajo de identificación de ejemplares autóctonos en el ejido urbano. El objetivo es hacer un mapeo y lograr armonizar éste con el crecimiento urbanístico de la villa
Alpa Corral.- Con la participación de profesionales, la Municipalidad y vecinos voluntarios, en esta localidad serrana se está realizando un relevamiento de las especies nativas. El objetivo es realizar un ordenamiento territorial y proteger el bosque nativo y que conviva armónicamente con el crecimiento urbanístico de la comunidad.
La villa turística tiene una importante riqueza en especies arbóreas autóctonas y lo que se pretende es protegerlas. Para ello, un equipo conformado por biólogos, integrantes de Ceprocor, arquitecto, abogado, escuelas y vecinos voluntarios realiza un relevamiento en todo el ejido urbano de los árboles autóctonos existentes, poniendo en valor las especies y los pequeños parques de bosques que existen en todo este sector.
Todo se inició tras la aprobación, en diciembre de 2016, del Primer Código Ambiental de Alpa Corral, a través del cual el gobierno local -a cargo de María Nélida Ortiz- procura cuidar el ambiente autóctono serrano y fijar pautas en cuanto al crecimiento urbanístico. En el marco de esta reglamentación también se creó el grupo de Guardas Ambientales, integrado por vecinos voluntarios que trabajan en el cuidado del ambiente.
Así también es en Alpa Corral donde existe uno de los pocos viveros de plantas autóctonas en toda la provincia.
En marzo de este año se comenzó con el relevamiento que consiste en recorrer la localidad e ir completando planillas en las que se vuelca toda la información de cada uno de los árboles autóctonos que se detectan. Se contemplan datos de su ubicación, así como de las características y el estado de cada uno de los ejemplares. Además, a través de GPS se hace un mapeo georreferencial de la ubicación de los árboles y de los parques de bosques nativos.
Natalia De Luca es coordinadora técnica del Vivero Municipal e integrante del Ceprocor, pero además es co-coordinadora, junto con el biólogo Gonzalo Martínez, de este proyecto de relevamiento.
Respecto del trabajo que se viene llevando, precisó: “La meta final de este trabajo es el ordenamiento territorial de los bosques nativos en el ejido de Alpa Corral. El trabajo es la confluencia de caminos y de voluntades entre vecinos, profesionales y las autoridades municipales”.
Paralelamente se trabaja en la concientización y capacitación en las escuelas sobre la importancia del cuidado del bosque nativo. “Recorremos la localidad y vamos identificando aquellos individuos (árboles) ya sea por su valor adicional o cultural relevante; o aquellos grupos o comunidades destacadas por la dominancia de ciertas especies forestales nativas. Pueden ser  molles, cocos, talas o espinillos. También hay parches donde además conviven arbustos, herbáceas y hay fauna”, precisó De Luca.
La participación activa de un grupo de voluntarios que conforman los Guardas Ambientales ha enriquecido la tarea ya que se asume de esta manera un compromiso comunitario.
El relevamiento que inició en la zona de Unión de los Ríos ahora avanza sobre otros sectores de la comunidad alpacorralense.

Avance de la urbanización
Con el código recientemente promulgado se procura que en Alpa Corral se logre una armonización entre la naturaleza y el crecimiento urbanístico. En los últimos años, esta villa turística atrajo a numerosas familias que buscan radicarse o tener su espacio de descanso en medio de un ambiente serrano.
Pero la idea de las autoridades es lograr que este avance no invada ni destruya el bosque nativo. En este aspecto, Natalia De Luca señala: “Lo que hacemos los seres humanos es generar paisajes homogéneos cortando las sierras, haciendo movimiento de tierra, aplanando la sierra. La idea es cambiar ese paradigma y empezar a interpretar el ambiente y a resguardar y potenciar lo que ya está”.
La profesional dijo que hoy hay tres aspectos que amenazan al bosque nativo, cuales son los incendios, el avance urbanístico y las especies exóticas. Es sobre estos tres ejes que se apunta a trabajar y concientizar.
“El avance urbanístico no es que hay que detenerlo sino ver la forma en que sea armónico con el ambiente”. A modo de ejemplo mencionó tener en cuenta el trazado de calles, los materiales a utilizar para la construcción, porcentaje de lote para construcción y para espacio verde, árboles a implantar. “Las idea es que sea armónico y buscar estrategias más inteligentes para el desarrollo”, manifestó.
En cuanto a la existencia de especies exóticas, lo que se procura es evitar su  cultivo y, con ello, su expansión.
Una vez finalizado el relevamiento se contará con un mapa sobre los árboles nativos existentes, su ubicación en cada rincón de la villa serrana, así como también de aquellos parches de bosques nativos que aún subsisten. 
La tarea lleva ya casi tres meses y se estima tener los resultados en poco tiempo más, los cuales servirán a la hora de nuevas planificaciones y de la búsqueda de hacer de Alpa Corral una comunidad donde se logre una armonización entre la naturaleza y la urbanización.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs