24 abr. 2017

San Francisco: bolsas de plástico en baja

La Voz de San Justo (24/04/2017)
Cayó 60% el uso de bolsas de plástico en supermercados de la ciudad

Desde el gobierno municipal destacan que esa disminución se logró gracias a la ordenanza 6.550, que rige desde el mes de junio de 2015.
En la ciudad de San Francisco los supermercados entregan un 60 por ciento menos de bolsas plásticas. Es decir, que cuatro de cada seis clientes elige una de estas bolsas para llevar sus productos.
Que los vecinos se sumen a la "onda verde" no fue -ni lo sigue siendo- un trabajo fácil. El uso de las bolsas plásticas, y luego las biodegradables, que a comparación de las primeras no solo son más gruesas sino que se degradan antes, estaba muy arraigado en los consumidores. Primero por la comodidad de no tener que salir a hacer las compras con una bolsa, ya que previo a que su uso se regule se entregaban de manera gratuita en los supermercados (negocios más pequeños lo siguen haciendo), y segundo porque se terminaban usando para poner los residuos domiciliaros.
La medida, que se implementa en muchos lugares del país, despertó críticas en sus inicios pero también elogios en los que piensan en el medioambiente y el bienestar de las futuras generaciones.

Reducción
Según estimaciones de supermercadistas, entre todos estos comercios de grandes superficies se movían hasta antes de la ordenanza que regula su uso dos millones de bolsas por mes. Casi dos años después, de acuerdo a datos que maneja la municipalidad de San Francisco, se logró reducir su uso un 60 por ciento.
Desde el gobierno municipal destacan que esa disminución se logró gracias a la ordenanza 6.550, que rige desde el mes de junio de 2015.
La norma fue concebida para reducir el uso de bolsas plásticas y en su reemplazo prevé el expendio de bolsas biodegradables, las que tienen un mínimo costo. A su vez, se incrementó la aparición de bolsas reutilizables de tela, fiselina y otros materiales.

"No es poco"
El secretario de Infraestructura y Servicios del municipio, Oscar Enrico, explicó a LA VOZ DE SAN JUSTO que "el objetivo de fondo que era la reducción de uso se alcanzó en un porcentaje óptimo. Lo importante es que muchos que llevan la bolsa luego la guardan para volver a utilizarla en una nueva compra. Se creó una especie de consciencia sobre el reciclado".
Para Enrico, el porcentaje de reducción logrado a casi dos años de la vigencia de la ordenanza "no es poco". El funcionario destacó que "las bolsas se venden en la mayoría de los casos y se las reutiliza para carga y transporte. La persona llega a casa, vacía el producto y la vuelve a usar ya no para tirar basura sino que en vez de descartarla la reutiliza. El objetivo es reducir el impacto ambiental y preservar el medioambiente", agregó.
Al ser consultado si la reducción se comenzó a ver en forma inmediata, Enrico indicó que "se empezó a notar a partir de la ordenanza, en algunos casos fue más rápido que otros, pero en todos los casos han tratado de reducir el uso de la bolsa".
Asimismo, el funcionario señaló que esta reducción del uso de bolsas plásticas se nota también en el predio del ex relleno sanitario: "En el enterramiento sanitario estas bolsas provocan cámaras de aire y reducirlas significa mucho más que su ausencia sino también reducir el riesgo de incendio en el predio".

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs