28 abr. 2017

La prevención imprescindible en el rally

La Voz de San Justo (28/04/2017)
Prevención imprescindible

Varios aspectos se relacionan con la "cultura del rally": se torna necesario el control de la ingesta de bebidas alcohólicas y asimismo de la ubicación de los espectadores en lugares seguros, para evitar episodios desagradables y hasta trágicos. Tampoco debe desatenderse el riesgodepropagación de incendios forestales.
El Rally Mundial está otra vez en la provincia. Anoche rugieron los motores en la capital provincial, dando comienzo a esta fiesta del deporte automotor. Es la principal convocatoria a nivel global que tiene como sede a nuestro país en estos tiempos y, como siempre, Córdoba oficia de anfitrión.
Muchos años han transcurrido, muchas ediciones de esta atrapante competencia se han llevado a cabo en las serranías cordobesas y en la mayoría de ellas se vivió una fiesta de enormes proporciones, en la que la tecnología de los autos de carrera se unió a la pasión de cientos de miles de personas que, desafiando todos los obstáculos climáticos, colmaron siempre las laderas de los cerros en los tres valles.
La experiencia recogida a lo largo del tiempo ha permitido optimizar detalles organizativos. Esta circunstancia mejora notablemente las posibilidades de éxito de una prueba observada en todo el planeta y se transforma así en la mejor vidriera para la provincia de Córdoba y sus bondades en materia turística. Sin embargo, por más empeño se ponga en la organización, mucho depende también del comportamiento de la gran masa de aficionados que se acerca a los caminos por donde circulan las máquinas.
Y, ante ello, se encuentra la necesidad de prevenir inconvenientes para que la fiesta sea completa. En este marco, varios aspectos se relacionan con la "cultura del rally". Por ejemplo, se torna necesario el control de la ingesta de bebidas alcohólicas y asimismo de la ubicación de los espectadores en lugares seguros. Han acontecido en el pasado episodios desagradables y hasta trágicos como consecuencia de la violación de las normas que impiden conducir vehículos con alcohol en sangre, con incorrecta señalización de sitios seguros y también gracias a la irresponsabilidad de algunos que no reparan en el riesgo que se corre ante la cercanía de los bólidos.
Además, la concientización que parece haberse alcanzado en el tema de la propagación de incendios forestales en las sierras no debería hacer mella en las tareas de prevención. Aunque el número de siniestros producidos debido a la inconciencia de algunos fanáticos del rally ha venido decreciendo de manera significativa, se impone no obstante que se extremen los cuidados para evitar que la geografía serrana vuelva a sufrir las consecuencias de siniestros que causan perjuicios sociales y económicos muy importantes.
La conducta ciudadana en la protección del ambiente y del paisaje impone obligaciones que deben ser cumplidas, incluso la de denunciar cualquier situación que ponga en peligro vidas y bienes. Por ello, ante la masividad de la convocatoria que cada año genera el Rally Mundial, la responsabilidad de su éxito no es solo cuestión de los organismos del Estado o de las fuerzas de seguridad. La participación de todos los aficionados es esencial, pues debe manifestarse la conciencia cívica que exige cuidar lo que es de todos.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs