24 abr. 2017

Bajo Grande cada vez más observada



La Nueva Mañana  - Edición Electrónica (24/04/2017)
Policía Ambiental inspeccionó la Planta de Bajo Grande

Fue durante el fin de semana para constatar la contaminación que vienen denuncianado los empleados por falta de funcionamiento. Gustavo Ibarra, delegado, señaló que "esperamos que esto demuestre lo que decimos".
Durante este  fin de semana y tras reiteradas denuncias por parte de los empleados de la planta cloacal de Bajo Grande, la Policía Ambiental llevó a cabo una inspección y tomó muestras para analizar si hay o no contaminación.
Los trabajadores de Bajo Grande vienen realizando numerosos informes por los altos índices de contaminación señalando que la situación no mejora. La falta de insumos y de personal son los puntos más fuertes que los 120 empleados de la planta reclaman a la Municipalidad de Córdoba.
Este lunes el delegado de la planta y licenciado en Química, Gustavo Ibarra, dijo a medios locales, que se encuentra esperanzado respecto a la visita de la Policía Ambiental y que espera que estas inspecciones demuestren lo que ellos vienen denuciando.
En diálogo con La Nueva Mañana, Ibarra dijo que “funcionan el 30 % de las unidades de tratamiento, lo que provoca que del total de líquidos recibidos por la planta, sólo el 60 % sea tratado. El resto es vertido al cauce del Suquía tal como llega”.
Por hora, se vierten 10 millones de litros con líquidos contaminantes en el Suquía. Aún aquellos que reciben tratamiento están por fuera del límite establecido en el protocolo de la Dirección Provincial de Agua y Saneamiento (Dipas), por lo que los cordobeses estamos expuestos a un foco de contaminación ambiental permanente, ya que la planta funciona las 24 horas, todos los días.
“En el 2015 denunciamos la situación y en lugar de recibir una respuesta de parte del Municipio, fuimos imputados penalmente 53 compañeros que realizamos una asamblea”, señala Ibarra. Paradójicamente el delito por el cual el fiscal Carlos Matheu decidió imputar a los empleados municipales fue por presunta "contaminación ambiental dolosa".
Para Ibarra esa imputación fue absurda ya que “es justamente la Municipalidad la principal responsable de contaminar la Ciudad. Además después de imputarnos, no se hizo absolutamente nada para mejorar la situación y los índices de contaminación superan 80 veces los límites normativos”.
Para Ibarra lo que sucede es una ‘vergüenza’: “Llevo 30 años trabajando acá y nunca vi algo así. Ni siquiera nos quieren dar una caja chica para los gastos que siempre surgen en un espacio como éste y que son prioritarios para poder gestionar los arreglos por desperfectos diarios”.

Rumores de otra planta
En el límite con el predio de Bajo Grande los empleados denuncian que se está limpiando otro terreno, donde a futuro se construiría otra planta de tratamientos cloacales. La obra estaría siendo llevada a cabo por la Provincia.

Ver Noticia On Line
*******************************************

La Voz del Interior - Edición Electrónica (24/04/2017)
Cloacas: Piden reunión urgente con Mestre por la planta de Bajo Grande

Concejales del bloque opositor Fuerza de la Gente pidieron audiencia con el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, para plantearle su preocupación por el mal estado de la planta de tratamiento de líquidos cloacales de Bajo Grande, la planta de Villa Boedo y el Pozo San Vicente.
La semana pasada la concejal Victoria Flores tomó contacto con delegados del Suoem y asegura que en Bajo Grande hay sólo un canal de tratamiento que está operativo.
"Todo lo que no se logra tratar, desborda y va por un ducto al que sólo se le agrega cloro y de ahí directamente el líquido va al río", señaló.
No es la primera vez que se denuncian situaciones de ese tipo.
Flores también planteó que "de los cuatro canales desarenadores, sólo funcionan dos" y que las calderas de los digestores no andan. "Las bacterias digieren de manera deficiente la carga orgánica del barro, con lo cual no se completa el proceso de la materia sólida y eso también va a parar al río", amplió.

Sin acceso
Desde hace un par de semanas, la Municipalidad prohibió el ingreso a la planta de personal ajeno a la misma, de modo que las versiones sobre su estado real provienen de los propios trabajadores.
"Según los empleados, sólo el 30 por ciento de las unidades de tratamiento se encuentran activas, lo que provoca que del total de líquidos recibidos por la planta, sólo el 60 por ciento sea tratado. El resto es vertido al cauce del Suquía tal como llega", advirtió Flores.
La concejala reclamó que Mestre reciba a su bloque con carácter de "urgente", para saber qué tiene previsto hacer el municipio en este tema.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs