27 abr. 2017

Bajo Grande: ahora se 'despierta' la Provincia



La Voz del Interior (27/04/2017)
Habrá trabajo conjunto para mejorar Bajo Grande

Se incluirán obras en una financiación nacional. Provincia y municipio operarán en conjunto en varios frentes.
El Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia y la Municipalidad de Córdoba trabajarán en varios frentes para mejorar la situación en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (Edar) de Bajo Grande. Se trata de la planta que recibe los líquidos cloacales de la Capital y que por sus deficiencias, contamina fuertemente al río Suquía.
El ministro Fabián López y el subsecretario de Ambiente municipal, Sebastián Roca, confirmaron que hubo una reunión para abordar del tema. Hubo acuerdo para avanzar en cuatro frentes: las reparaciones que necesita la Edar; las conexiones de Villa El Libertador y de los barrios ciudades a la red; e incrementar los controles sobre lo que se arroja a las cañerías cloacales.
La reunión se produjo luego de reiteradas denuncias sobre el mal funcionamiento de Bajo Grande, que arroja los efluentes con tratamiento deficiente al Suquía a la altura de Chacra de la Merced, en el este capitalino.
Allí, el impacto en el río es ­notorio ya que los niveles de ­contaminación son extremadamente altos.
El ministro López indicó que la idea es poner en condiciones a la Edar, al tiempo que se avanza en la construcción de una nueva planta al lado, que permitirá que toda la ciudad posea cloacas.
“De nada sirve una planta nueva si la otra funciona mal”, sintetizó el titular de Agua, Energía y Ambiente.
Roca explicó que hay previstas inversiones por 200 millones de pesos, y que parte pasará a una ampliación de obra de la nueva planta que es financiada por la Nación.
En ese marco, el funcionario remarcó la importancia de recuperar el comando que centraliza toda la operación de tratamiento.
Por otra parte, ayer comenzaron los trabajos en conjunto entre el Observatorio Ambiental de la Municipalidad y la Policía Ambiental provincial, para detectar volcamientos indebidos en la red.
La idea es que los controles vayan paulatinamente aguas arriba de la planta, para ir identificando los sitios críticos e identificar dónde se producen estos volcamientos.
Sucede que los parámetros de los efluentes que llegan a Bajo Grande triplican lo que puede tratar la planta, por lo que se buscará detectar los volcamientos industriales clandestinos a la red.
Esa acción es necesaria porque la planta nueva está planeada para una demanda biológica de oxígeno (DBO) de 250 por litro, y lo que llega a Bajo Grande es de hasta 800.
Las últimas acciones tienen que ver con el problema de napas de Villa El Libertador y con los barrios ciudades. En el primer caso, se construirá un nexo que lo conectará con la nueva colectora sur, para que se conecte en la planta nueva.
Y en el segundo caso, se eliminarán todas las plantas de saneamiento portátiles debido a que funcionan de manera deficiente y se conectarán a la red cloacal.
Planta desbordada desde hace décadas. La planta de Bajo Grande trabaja con deficiencias desde 1998. Los efluentes se arrojan al río Suquía.

Ver Noticia On Line

Más Información:

La Voz del Interior - Edición Electrónica (27/04/2017)
Siguen las críticas por Bajo Grande

La Voz del Interior (27/04/2017)
Entre la desidia y la contaminación

Diario El Alfil (27/04/2017)
Vendetta PJ a UCR por conflicto en Bajo Grande
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs