17 mar. 2017

Matheu imputa al dueños de la curtiembre contaminadora



La Voz del Interior (17/03/2017)
Imputaron por contaminación a los dueños de una curtiembre

Se confirmó que desde el establecimiento de Camino a Chacra de la Merced arrojaban una sustancia cancerígena a una laguna. El fiscal Matheu les atribuye contaminación ambiental dolosa. Otro caso, en suspenso.
El domingo pasado este diario dio a conocer la investigación encarada por el fiscal Carlos Matheu por la supuesta contaminación, con una sustancia cancerígena, en dos curtiembres ubicadas en la zona de Camino a Chacra de la Merced, a la altura del kilómetro 3 y medio, a unos 150 metros de la avenida Circunvalación y a 200 metros del río Suquía.
Ayer, tras recibir la confirmación de que en una de esas curtiembres se había arrojado cromo hexavalente a una laguna a cielo abierto y a un desagüe colindante, el fiscal Matheu resolvió imputar a los responsables.
En efecto, los dueños de la curtiembre Jolaga SRL, Jorge Ricardo Gawuryn y Ariel Gawuryn, fueron imputados del delito de contaminación ambiental dolosa continuada, en calidad de coautores, de acuerdo con lo que establecen los artículos 55° de la Ley de Residuos Peligrosos 24.051, y 45° y 55° del Código Penal.

Peligroso para la salud
Fuentes de la Fiscalía indicaron que a los dos imputados se les atribuye haber contaminado el suelo y la atmósfera de un modo peligroso para la salud de las personas que viven en las inmediaciones de la curtiembre.
Para el fiscal, los habitantes de la zona se encuentran expuestos, vía respiratoria, a los desechos de las sustancias químicas detectadas en la curtiembre Jolaga y en los alrededores. Se trata, según confirmaron los estudios encargados a los técnicos de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN), de cromo hexavalente, cromo total y sulfuros.
De acuerdo con la investigación de Matheu, los imputados habrían dispuesto estas sustancias en una laguna a cielo abierto existente en el predio de la empresa, y luego los habrían arrojado a un terreno colindante, a través de una bomba de desagote. Todo esos predios desaguan, por simple gravedad, en el río Suquía.
Desde la Fiscalía informaron que los dos imputados serán indagados la semana próxima.
En cuanto a la situación de la otra curtiembre, que es propiedad de Carlos Alberto Zelaya y está ubicada a 100 metros de la anterior, se supo que el laboratorio de la UTN todavía no entregó el informe sobre las sustancias secuestradas. Si se confirma la existencia de cromo hexavalente, también podrían ordenarse imputaciones.
Una ONG pide reparación ambiental. La Fundación Tercera Generación pidió, con un amparo, que las curtiembres reparen el daño ambiental.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs