14 mar. 2017

Alta Córdoba preocupada por Dioxitek



La Nueva Mañana  - Edición Electrónica (14/03/2017)
Vecinos de Alta Córdoba se reúnen preocupados porque Dioxitek vuelve a producir

Este jueves se realizará en el barrio una mesa debate junto a Medardo Ávila Vázquez para analizar los alcances del acuerdo con la Municipalidad que permite a la planta de dióxido de uranio retomar su producción hasta 2018.
A principios de año se dio a conocer el acuerdo al que arribaron la Municipalidad y la empresa Dioxitek en la Justicia federal, por el cual se le permite a la planta ubicada en el barrio de Alta Córdoba retomar la producción de dióxido de uranio por dos años más.
Mientras se espera la presentación de un plan de cierre y traslado, el cual deberá concretarse para el año 2018, los vecinos de Alta Córdoba comenzaron a movilizarse.
El colectivo "Alta Córdoba Para Los Vecinos" organizó para este jueves una mesa debate en donde se  tratará el tema de la planta Dioxitek, más conocida como "La Atómica", que convive en el barrio hace más de 50 años.  
De esta charla participarán trabajadores y ex trabajadores de la planta y el reconocido médico ambientalista, Medardo Ávila Vázquez, miembro de Médicos de Pueblos Fumigados.
La reunión está prevista para el jueves 16 a las 19.30 horas en el Club Municipal (Avellaneda 2751) de barrio Alta Córdoba.
Luis Aurit, de “Alta Córdoba para los vecinos”, señaló a “La Nueva Mañana”, que la mayor preocupación de los habitantes del sector es la contaminación que puede existir en la zona con el llamado “chichón” que contienen los residuos de la producción anterior de la planta.
“El objetivo de esta charla debate es informarnos de cuáles son los riesgos para la salud de los vecinos que tienen esos residuos. Y en función de eso, ver cómo se actúa. No hay una posición tomada hasta tanto no contar con la información adecuada”, aseguró Aurit.
“En la charla estará Medardo Ávila Vázquez y empleados de la planta, algunos de ellos ya jubilados, que conocen su funcionamiento desde adentro. Si bien invitamos a las autoridades de la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad, éstos decidieron no participar”, señaló el vecino.
Consultado sobre el tema, Medardo Ávila Vázquez, afirmó que “es muy triste ver que se retrocede con medidas ambientales que buscan proteger a la población. La fábrica de Dioxitek tendría que haber sido cerrada hace mucho tiempo y trasladada a otro lugar porque no puede estar manipulándose material radioactivo y depositándose sus residuos en el patio de atrás de las viviendas de vecinos de una zona sumamente poblada. Se trata de un proceso productivo altamente contaminante que va generando  residuos peligrosos que se acumulan en el lugar. Ya tenemos más de 57 mil toneladas enterradas allí (el llamado “chichón”)”, graficó el médico. Y continuó: “Parece que ya nos olvidamos que a tres cuadras de allí explotó la Química Raponi, que fue lo que desencadenó que el intendente Mestre prohibiera Dioxitek. Ahora la abren porque ya pasó la preocupación de la gente …”
Por otro lado, señaló que en la charla del jueves comentará “los efectos potenciales de daños a la salud que puede generar la fábrica de Dioxitek” estando tan cerca de las casas donde viven personas. “Ellos están preocupados y quieren detalles, información que el Estado tendría que transparentar. Acá aun no hay un informe, una auditoría que diga la cantidad de radiación que emana Dioxitek a los vecinos. Tampoco sabemos la cantidad de uranio en polvo que sale de las nueve chimeneas que tiene la planta; ni la cantidad de metales que están contaminando el suelo del barrio. Los vecinos quieren saber cuál es el riesgo para ellos por estar viviendo en un lugar que los expone al contacto con estas sustancias en forma permanente”, aseveró Ávila Vázquez.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs