19 feb. 2017

Alerta por fumigaciones ilegales en Plaza San Francisco

La Voz de San Justo (19/02/2017)
Plaza San Francisco: preocupan fumigaciones de campos cercanos a casas de familia

Vecinos del barrio hablaron con LA VOZ DE SAN JUSTO. Una agrupación ambientalista asegura que la ordenanza que le pone límites a las fumigaciones se cumple aunque en Plaza San Francisco habría problemas
En barrio Plaza San Francisco crece la preocupación de los vecinos por la cercanía de campos con soja que se encuentran a menos de 500 metros de las viviendas y que estarían siendo fumigados, aunque exista una ordenanza que lo prohíba.
Alicia Rópolo y Nancy Garnero, integrantes de la agrupación Voz Ciudadana, la cual en 2006 trabajó para crear una ordenanza que establezca en nuestra ciudad límites a las fumigaciones, acompañaron a LA VOZ DE SAN JUSTO en una recorrida por diferentes sectores del barrio. También lo hicieron dos de los vecinos afectados, Rolando y Marcelo, quienes pidieron que se tomen medidas urgentes de seguridad sanitaria. 
"Si bien en la mayoría de la zona de resguardo de San Francisco la ordenanza se está cumpliendo muy bien, hemos detectado que no pasa lo mismo en los alrededores de Plaza San Francisco, ya que encontramos algunos campos donde se estaría incumpliendo la prohibición de fumigar en un radio de 500 metros contados a partir de las viviendas", contó Alicia Rópolo.
La ambientalista indicó además que les preocupa la presencia de acopios de envases de agroquímicos dentro del ejido urbano en un predio abierto donde pueden acceder niños o cualquier persona: "A nuestro criterio no cumple con las exigencias de triple lavado y perforado como exige la reglamentación de la Ley Provincial de Agroquímicos (Nº 9164), incluso algunos envases tienen restos de productos químicos", aseguró Rópolo.
Tras el recorrido realizado por este diario junto a Voz Ciudadana y los vecinos se detectaron viviendas ubicadas a unos 300 metros de los campos donde se estaría fumigando. "Si bien no puedo confirmar que estos campos estén con tratamiento de glifosato u otros productos químicos, tienen toda la apariencia de haber sido fumigados", explicó Rópolo.
Rolando vive en Plaza San Francisco desde hace dos años y muy cerca de un campo con soja. "Se ven muchos campos que son fumigados todo el tiempo. A veces se ve la avioneta por encima de los campos y que pasan sobre los techos de nuestras casas. Los mosquitos (máquinas aplicadoras de agroquímicos), también circulan por el barrio", aseguró a este diario, agregando que "muchas veces lo hacen por la noche".
En su caso, Marcelo está construyendo su casa en el barrio junto a Yamila. A la izquierda de la obra, a 300 metros, se observa otro campo con soja. "Compramos el lote hace unos años. Elegimos Plaza San Francisco en busca de paz y tranquilidad, y salir de la ciudad", comentó.
Sin embargo, Marcelo se mostró intranquilo ante esta situación: "Aquí donde estamos construyendo nuestra casa vimos en repetidas ocasiones que se detienen mosquitos fumigadores para ir a los campos que tenemos muy cerca. Me da mucho temor lo que pueda pasar con el uso y abuso de agroquímicos. Queremos tener una huerta, criar a nuestros hijos y si sabemos que se está infringiendo la ley, vamos a tomar cartas en el asunto", afirmó.

Lo que dice la ordenanza
En octubre de 2006 se promulgó la ordenanza  municipal Nº5531, donde se indica la creación de una zona de "resguardo ambiental" conformada por la propia planta urbana o núcleos poblacionales de esta ciudad -entendiéndose por tales aquellos donde habitan personas, en forma permanente, con más un radio de quinientos metros a partir del límite de la referida planta urbana o núcleos poblacionales, o hasta la distancia a la que llegare la jurisdicción territorial del municipio cuando ésta fuere menor que dicho radio.
Según Rópolo, "la inquietud mayor que tenemos es que se cumpla la letra de ordenanza que está vigente. Trabajamos arduamente para lograrla, investigamos y consultamos a muchos profesionales que conocían profundamente tema y los efectos de los agroquímicos en la salud humana. Nos costó mucho lograrlo y la misma fue pionera en su tipo y luego replicada por muchas ciudades de la provincia de Córdoba y del País. En general, se cumple pero el problema en Plaza San Francisco es preocupante", reflexionó.

Una lucha con final feliz
Beatriz Bustos de Maldonado, Irma Oviedo y Claudia Sacchi lucharon por más de ocho años contra la fumigación en un campo cercano a sus casas de barrio 9 de Septiembre.
Hoy, donde se cumple la ordenanza, la flora y la fauna se recuperan lentamente y las vecinas celebran el nuevo hábitat: "Antes ni copas en los árboles teníamos. Ahora hay pájaros, sapos, cotorras y una vegetación verde y sana", contó Bustos.
Las mujeres recordaron cómo pasaban los mosquitos frente a sus casas "y aunque parecía que no arrojaban nada, cuando salíamos afuera para pararlos nos bañaban en herbicida", rememoró Bustos.
Estas vecinas tienen sus viviendas a escasos metros de un campo que topa con el final de la calle 2 de abril. A pesar que hace una década que no se fumiga, los restos siguen estando: "Lamentablemente lo que quedó, quedó. El olor está y si bien aquí no se fumiga, si se hace detrás del basural del cual no estamos tan lejos", comentó Sacchi.
Por último, Bustos pidió que la ordenanza se revea ante el crecimiento urbano: "La ciudad creció mucho. Hoy nosotros tenemos muchos vecinos enfermos con asma, cáncer y estoy segura de que es productos del abuso del glifosato".

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar

Cargando...

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs