7 ene. 2017

Basural descontrolado en el Camino Real



La Voz del Interior (07/01/2017)
Un basural colapsa sobre el Camino Real, en Totoral

Villa del Totoral. Una situación sanitaria y ambiental preocupante inquieta a Villa del Totoral. El basural municipal, ubicado a sólo 700 metros de la plaza céntrica y a la vera del histórico Camino Real, luce colapsado.
En el proyecto provincial de revalorización del Camino Real como recurso cultural y turístico para la alicaída economía del norte cordobés, la situación del basural de Totoral representa un severo escollo.
Antes y después del predio, hay residuos desperdigados. Además, a menos de 700 metros en línea recta hay un hotel de cuatro estrellas que también se ve afectado por la proliferación de moscas y del humo de la quema de residuos que le llega cuando hay viento del este o del noreste.
Durante la visita de La Voz , la localidad ubicada 80 kilómetros al norte de Córdoba Capital, se había visto desbordada por la caída de 90 milímetros de lluvia y, pese a ello, se desprendían densos nubarrones blancos en el basural, signo inequívoco de las quemas persistentes, que afectan el ambiente regional.
El predio está abierto, plagado de perros sin dueño, no tiene guardia y se ven unos boxes a medio hacer y un galpón cerrado con alguna maquinaria y más residuos adentro. Un olor denso y penetrante se percibía ya a unos 600 metros al norte del predio, merced al viento sur. Pero esta es una zona donde el 30 por ciento del año hay viento norte y ese olor se cuela hasta el pueblo. El basural parece tierra de nadie.

Malestar vecinal
La situación caótica es reconocida por el intendente José Luis de Lucca, y genera malestar en algunos vecinos que analizan, incluso, presentarse ante la Justicia con un amparo ambiental.
Gabriel Caramelino, productor ganadero que recorre el Camino Real varias veces por día, es uno de los vecinos que está harto de padecer el caos del basural. “Estoy cansado de fumarme todas las tardes el veneno que nos queman. Nos están matando. Alguna vez tenemos que hacer algo bien en Totoral. Esto es gravísimo. La gente tiene que despertar”, plantea.
Hace ocho meses se reunió con el intendente y meses después volvió a reclamar. Hizo varias denuncias policiales. Incluso –dice– la Policía estuvo en el predio en una oportunidad en que se había iniciado una quema por parte de personas que vestían uniforme municipal. Nunca tuvo respuesta.
Caramelino aseguró que el municipio recibió en 2012 del Gobierno nacional 1,9 millón de pesos para dar solución al basural. “Pero no avanzó nada. No hay programa de educación ciudadana; la recolección es deficitaria; no sabemos qué se hizo con el dinero ni responden pedidos de informes en el Concejo Deliberante; no hay ni estudio de impacto ambiental”, enumeró en tono de queja.

Ver Noticia On Line


El municipio promete cambios

Aunque hoy no cuenta con más que promesas de palabra de funcionarios provinciales y nacionales, confía en que obtendrá financiación para un proyecto nuevo.
El intendente José Luis de Lucca reconoció que la situación actual del basural municipal es insostenible. Algunas de sus definiciones: “Ese basural no da para más”; “lo que pasa ahí adentro es un horror”; “es un desastre que esté así hace 45 años”; “hace 25 años que está colapsado”.
Aunque hoy no cuenta con más que promesas de palabra de funcionarios provinciales y nacionales, confía en que obtendrá financiación para un proyecto nuevo.
Respecto de los casi dos millones de pesos que el Gobierno nacional envió en 2012 al municipio para mejorar el tratamiento de los residuos, De Lucca respondió: “No se podía hacer nada en este lugar, es un predio de 2,5 hectáreas que no tiene ninguna posibilidad para hacer un correcto tratamiento y que lleva décadas colapsado. Ahora tengo que asumir que esas decisiones se tomaron y que no fueron las mejores”.
Según dijo, el nuevo punto de partida es la compra, ya confirmada, de un predio de cinco hectáreas (con una de bosque nativo), a 7,8 kilómetros de la Municipa­lidad. Es un espacio que está también sobre el Camino Real. De Lucca aseguró que cuenta con la prefactibilidad otorgada por la Secretaría de Ambiente de Córdoba y que se trabaja sobre el proyecto. Pero el municipio no tiene recursos para ejecutarlo, por lo que saldrá a pedir financiación.
En el nuevo predio, la intención es llegar sólo con residuos orgánicos para enterramiento, luego de que se logre mediante campañas que los vecinos realicen separación en origen. “Tenemos una gran oportunidad”, repitió.
Por ahora, se trata de una declaración de buena voluntad que no luce tan cercana.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs