4 dic. 2016

Posible loteo cuestionado en Villa María



El Diario de Villa María (04/12/2016)
Quieren frenar el 'hachazo' al último algarrobal de la ciudad

Bajo la consigna “El montecito no se toca”, organizaciones trabajan para proteger el pulmón verde con especies autóctonas más amplio de Villa María, emplazado en cercanías del barrio Malvinas Argentinas. Alumnos de la UNVM elevaron propuestas al municipio
Tras conocerce la posibilidad de que se realice un loteo en la zona del algarrobal del barrio Malvinas Argentinas (400 viviendas), se generaron distintas propuestas para destacar la importancia de preservar la zona más amplia de especies nativas en la ciudad.
Por un lado, una red de organizaciones de Villa María y zona, que consideran patrimonio natural y cultural a ese espacio, se encuentran trabajando en defensa del mismo. Según pudo conocer este medio, es una mesa multisectorial que, por el momento, se expresa a través de la red social Facebook en la página “El Montecito no se toca”.
Al mismo tiempo, la semana anterior, cuatro grupos de estudiantes de la Licenciatura en Ambiente y Energías Renovables de la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) presentaron trabajos de cátedra que proponen distintas opciones, pero la mayoría coincide en convertir en reserva natural al algarrobal.
De la reunión, realizada en el salón blanco de la Municipalidad, además de los estudiantes, participaron funcionarios y ambientalistas, entre los que se encontraba Luis Tuninetti, de la organización Eco-Sitio.
“Proteger esta área es importante desde el punto de vista biológico y de la preservación del ecosistema original”, destacó Tuninetti al comienzo de la charla con un periodista de EL DIARIO.
El ecologista aclaró que si bien existe una ordenanza municipal que cuida cierta parte de esa zona, no incluye las hectáreas donde se emplazan las especies nativas, sólo la laguna de contención.
Si bien no es la única plantación de este tipo, “en cantidad de hectáreas posiblemente sea la más interesante de preservar”, comentó.
“Villa María esta creciendo a un ritmo que asusta y estamos en el momento político donde los delineadores urbanos tienen que tener en cuenta algunos parámetros que ya no son los convencionales”, remarcó el activista.

Las propuestas
Fomentar mediante la reducción de impuestos las construcciones pasivas, huerta agroecológica con construcciones en adobe y la creción de una nueva odenanza que proteja las 33 hectáreas que no se encuentran alcanzadas en la actual, fueron algunas de las propuestas que presentaron al municipio los estudiantes de la UNVM.
“La venta sería legal hasta que no se sepa si se va a poder lotear, aunque no sería de forma transparente. No sabemos quiénes son los posibles inversionistas que están interesados en el lugar; lo que sí sabemos es que todo lo que se intente hacer va a pasar primero por un estudio de impacto ambiental”, anticipó Tuninetti.
Al respecto, agregó que declarar “zona especial” al algarrobal sería una de las alternativas para asegurar legalmente el espacio natural.
“Es momento de ver si los políticos priorizan un desarrollismo a ultranza, beneficiando a algunos sectores, o tienen una visión a largo plazo para pensar la ciudad desde otro punto de vista”, opinó.
Al referirse específicamente a la importancia de la presencia del algarrobo en ese reducto, el integrante de Eco-Sitio dijo: “Es que tiene incumbencia científica, que muestra lo que es el ecosistema original de esta parte, y educativa, para estudiar las especies y poder generar hasta un banco de semillas”
Consultado sobre si se han notado cambios en las políticas ambientales municipales de la actual gestión respecto a la anterior, afirmó que “se está haciendo algo, pero lógicamente los tiempos no son los que ni ellos ni nosotros desearíamos; por lo pronto, que haya diálogo permanente es muy bueno”.
Y agregó: “Este conflicto va a ser un buen ejemplo para ver cómo piensa, más allá de las palabras, y cómo actúa el Ejecutivo. Martín se mostró muy interesado en los proyectos”.
Al finalizar, Tuninetti adelantó que desde la organización Eco-Sitio se presentarán ante la Secretaría de Ambiente y la Dirección de Catastro para realizar un pedido de informe de situación.
El área, de unas 30 hectáreas, podría convertirse en una reserva natural con fines educativos y de recreación, con acceso público. Está en la calle Tucuman al 3000.
“Es momento de ver si los políticos priorizan un desarrollismo a ultranza, beneficiando a algunos sectores, o tienen una visión a largo plazo para pensar la ciudad desde otro punto de vista”. Luis Tuninetti, Eco-Sitio

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs