11 dic. 2016

Entrevista a Juan Verde sobre RSE

La Voz del Interior (11/12/2016)
Entrevista a Juan Verde: El verdadero cambio ocurre cuando te duele el bolsillo

El experto en sustentabilidad dice que, a igual precio, el 92% prefiere comprar productos responsables con el medio ambiente. Subraya la enorme potencialidad de Argentina y de Córdoba.
Juan Verde mudó a su familia desde España a Nueva York para trabajar en la campaña de Hillary Clinton y, luego, en lo que sería su gobierno. “No lo esperábamos”, confiesa, en referencia a las elecciones en Estados Unidos.
Asegura que con Donald Trump el ritmo hacia la economía verde bajará la velocidad, pero nunca cambiará el rumbo. “No es posible que sea el único jefe de Estado que no crea en el cambio climático”, dice. Verde es experto en sustentabilidad y ha sido asesor de Barack Obama, Bill Clinton, Al Gore, Ted Kennedy y John Kerry, entre otros.
Estuvo en Córdoba en mayo, cuando vino a presentarle la propuesta del Congreso a Juan Schiaretti y no puede disimular su entusiasmo ante la nueva etapa que se le abre a la Argentina en materia de recursos renovables. Preside la Fundación Advanced Leadership Foundation, organizadora del Congreso Economía Verde que se desarrolló en Córdoba días atrás.

–Con el concepto de economía verde, hay que hacer mucha docencia. ¿Sabemos de qué hablamos o hay que empezar de cero?
–En el resto del mundo, no hay que empezar de cero. Aquí, en una escala del uno al 10, estamos en uno o dos. Pero eso es bueno, no necesariamente malo. ¿Qué quiero decir con eso? Primero, el concepto de la economía verde para nosotros es relativamente sencillo: tiene sentido apostar por el desarrollo sustentable. No sólo porque es lo correcto, lo bueno, lo ético para nosotros, la familia, la naturaleza, sino sobre todo y ante todo, porque tiene sentido desde un punto de vista económico. Lo estamos viendo en el resto del mundo, donde aparecen yacimientos de empleo nuevo, logran atraer inversión extranjera y desarrollar nuevas tecnologías.

–El empresariado local está pensando si puede pagar el bono de fin de año, si hay recesión o no, si le abren la importación... manda siempre la coyuntura.
–Hay casos, tanto de regiones como de países y de empresas, que han tenido un éxito claro. Caso California: decidió tener las leyes pro medio ambiente más estrictas de todo el país. La oposición y los incrédulos dijeron que eso iba a ser malo para los negocios y resulta que el estado de mayor crecimiento económico, tecnológico y de empleo es California.

–¿Es atribuible a eso?
–Ciento por ciento, principalmente a eso, porque la tecnología mueve la economía de California. De todo el dinero invertido en Silicon Valley, 68 céntimos de cada dólar fueron a tecnologías que tienen que ver con el medioambiente. ¿Por qué? Porque hay negocio. Las encuestas muestran a nivel mundial que el 92 por ciento de los consumidores, entre un producto responsable con el medio ambiente y uno que no lo es, al mismo precio o menor, eligen el responsable.

–¿Y si es más caro?
–62 por ciento está dispuesto a pagar 10 por ciento más. Pero no te metas ahí, métete entre productos del mismo precio.

–¿Es posible lograr igual precio?
–Ese es el mensaje. El mensaje es que sí es posible, he ahí la necesidad del espíritu emprendedor y la creatividad. Es decir, si tú eres capaz de buscarte la manera de ofrecer un producto a igual o de menor precio, el 92 por ciento te lo va a comprar a ti, porque no le quiere meter mierda a sus hijos, y esa es una oportunidad de negocios. Argentina, y eso es lo bueno de estar en el dos cuando el resto del mundo está en el siete, tiene una gran oportunidad. Lo cierto es que, sin ninguna lectura ideológica, en los últimos 12 años en la Argentina no ha habido ningún tipo de progreso en las energías renovables, en la eficiencia energética, ni en la economía verde de ningún tipo. Este nuevo gobierno lanzó una licitación pública para mil megavatios y se presentaron por cuatro mil. Se esperaba pagar un precio de 160 por megavatio y se está pagando una media de 60. Eso es un caso de éxito. Este gobierno podría haber hecho lo mismo que hizo el otro: nada, y seguirías teniendo déficit energético. Y el dinero que te acabas de ahorrar, esos 100 dólares por megavatio, lo puedes invertir en educación.

–En el tema energético, el tema parece más claro, sea con bienes de capital más eficiente o porque se integran con energías renovables. Pero eso no está visible para el consumo masivo y el retail, donde abunda tanto packaging y plástico, y la industria no tiene sanciones por el exceso.
–Una cosa es que les pongas impedimento a las empresas y otra es que seas irresponsable y no tomes decisiones para proteger la salud pública, la calidad del aire, la salud de tus hijos o para imponer y definir muy bien qué se puede hacer y qué no. El packaging es buen ejemplo: en otros países del mundo se están creando incentivos fiscales. Si tú eres Arcor y quieres disminuir el costo y el impacto de tu packaging , contratas investigadores, generas conocimiento, empleo y te haces más competitivo y responsable.

–La Argentina, por coyuntura, historia o mentalidad, no está acostumbrada a pensar en el largo plazo.
–Las medidas macroeconómicas que tenemos que tomar son a largo plazo, pero hay muchísimas decisiones de corto plazo para empezar a ganar dinero mañana, como las energías renovables o los residuos agrícolas: es de hoy para mañana.

–Está claro que hay que convencer a los estados, al agricultor, al empresario... ¿pero cómo convencés al consumidor?
– El verdadero cambio, de manera disruptiva y significativa, no va a ocurrir porque la gente diga: “Ay, pobres los bosques, la calidad del aire”, me gustaría que fuese así, pero no lo es. No, ocurre cuando te duele el bolsillo. Reitero, si el 92 por ciento prefiere productos orgánicos y responsables, busca la manera de que sean así. Si creas los incentivos apropiados, la gente va a cambiar de comportamiento.

–¿Cómo ve al Gobierno de Córdoba? ¿Hay receptividad para crear incentivos?
–Lo que te marca la diferencia es la valentía y la voluntad política, y aquí la hay. Lo que está haciendo Córdoba en ese sentido es encomiable, porque no tenía por qué hacerlo: la nueva ley de protección del ambiente, una fuerza de prevención de incendios, ha creado un inventario de acuíferos. Sabemos que el mundo va por ahí, el tema de la economía verde no es un tema de dirección, es un tema de velocidad. La pregunta no es si Córdoba o Argentina van a ser responsables con el medio ambiente: van a serlo, porque el mundo entero lo está haciendo. La pregunta es a qué velocidad va a ocurrir eso y si vas a ser lo suficientemente valiente como para adelantarte. Córdoba podría posicionarse en Argentina como líder de la economía verde.

–¿Lo vio al gobernador Schiaretti dispuesto a eso?
–Sí, muy convencido. Y al presidente Macri, también.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs