20 dic. 2016

El juicio de Monsanto en Río Cuarto al Superior

El Puntal de Río Cuarto (20/12/2016)
El juicio de Monsanto al Municipio llegó al Tribunal Superior y se dilata

La Cámara de Apelaciones de Primera Nominación hizo lugar al planteo del Estado local, que cuestionó los vicios formales en la demanda de la multinacional. Se espera que siga un par de años bajo estudio
El complicado proceso judicial de la causa Monsanto contra la Municipalidad de Río Cuarto se dirimirá en el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia (TSJ), en el que se presume que estaría al menos dos años bajo estudio. Así, el trámite en la Justicia del diferendo por la instalación de la semillera dentro de la ciudad se dilata todavía más, mientras por otro lado ya circula la información de que la empresa puso a la venta su predio de la ruta 8.
La Municipalidad consiguió que el TSJ revise el fallo con el que la Justicia de Río Cuarto le dio la posibilidad a Monsanto de corregir los vicios formales de la demanda que había presentado luego de que el entonces intendente Jure le negara la habilitación para instalar un centro de experimentación de semillas de soja y maíz en el límite del ejido con Holmberg.
La Cámara de Apelaciones I en lo Civil admitió el recurso de casación con el que el Estado local cuestionó directamente uno de los fallos del tribunal riocuartense, en el que le dio lugar a la multinacional a corregir un vicio formal de la demanda que había presentado contra la Comuna.

La resolución
Aun cuando deja en claro que no comparte los argumentos esgrimidos por el Municipio, la Cámara de Apelaciones consideró “satisfechos mínimamente los requerimientos para la interposición de la vía impugnativa extraordinaria intentada, por lo que corresponde conceder el recurso articulado”. Lo que significa en la práctica que ahora será revisado por el Tribunal Superior de Justicia de la Provincia.
La resolución de la Cámara de Apelaciones establece: “I) Conceder el recurso de casación planteado por la Municipalidad de Río Cuarto con fundamento en las causales de quebrantamiento de las formas y solemnidades establecidas para el dictado de la sentencia. II) No conceder el recurso de casación con sustento en el motivo de errónea aplicación de la doctrina legal. III) Elevar el expediente al Tribunal Superior de Justicia a sus efectos”.

Desde la gestión anterior
El recurso de casación lo había realizado la anterior gestión municipal, pero la resolución salió recién el 14 de diciembre pasado. 
El 24 de agosto de 2015 la Cámara de Apelaciones de Primera Nominación le dio la razón al planteo del Municipio, quien sostuvo que la demanda de Monsanto estuvo mal formulada.
Sin embargo, no accedió al pedido de archivo de la causa, sino que habilitó a la firma a corregir los vicios formales de la denuncia, dándole un plazo de treinta días para “cambiar de nominación” y reconducir el proceso.  
Precisamente, ese fue el punto que cuestionó con posterioridad la Comuna, al argumentar que se le otorgó a Monsanto un priviliegio “que no ha tenido ninguna persona jurídica ni física en todo el territorio de la provincia de Córdoba, ni mucho menos en la jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia”.

No van al fondo de la causa
Vale decir que, pese a todo este recorrido, la Justicia ni siquiera comenzó a tratar la cuestión de fondo: el planteo de Monsanto contra el decreto del intendente Juan Jure que le denegó la habilitación municipal.
Hay dos cuestiones centrales. Una es si el Ejecutivo municipal obró con fundamento en la existencia de “oportunidad, mérito y conveniencia” para decirle que no a la empresa. Es decir, el “no” político. Por otro lado, debe analizar la negativa en base a los argumentos técnicos, como el impacto ambiental, y aquí el principal fundamento del Municipio es que Monsanto no informó el destino final de las semillas tratadas con herbicidas con componentes tóxicos.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs