31 dic. 2016

100 guacamayos dando vueltas en la justicia



La Voz del Interior (31/12/2016)
Cinco años de juicios por 100 guacamayos

En 2011, Ambiente de la Provincia incautó las aves en Villa Rumipal. Poco después, la Justicia falló a favor de la restitución. Pero a una apelación le siguió otra, y el litigio sigue. Según el reclamante, ya quedan en el Zoológico de Córdoba la mitad de las que le llevaron.
Villa Rumipal. Omar Maschio reclama, desde hace cinco años, la devolución de un centenar de guacamayos que la Secretaría de Ambiente le decomisó en junio de 2011. En su momento, el operativo tuvo amplia difusión mediática: “Me trataron como el segundo traficante del país, cuando nunca tuvieron una prueba”, remarca.
Con el apoyo de la fuerza policial, los inspectores realizaron dos procedimientos. Uno, en el establecimiento La Mercedita, en Villa Rumipal, y otro, en su domicilio particular de Río Tercero.
“Unos 20 policías en tres o cuatro patrulleros irrumpieron, nos allanaron todo y sin pedir papeles ni permitir que les mostrara las guías de los animales, se llevaron todo. Sólo argumentaron que tenían la orden de un juez”, contó. En los dos procedimientos se llevaron casi 100 aves.
Ariel Moretta, su abogado, precisó que una resolución de la Cámara de Villa María resolvió, ese mismo año, la restitución de las aves. “Además, el delito nunca se probó y ya prescribió”, añadió. Moretta adujo que, en medio de la “burocracia legal” no se termina de resolver la cuestión, que va de apelación en apelación.
Maschio contó que durante estos años fue a visitar a sus animales al Zoológico de Córdoba, adonde fueron trasladados en guarda judicial, y que cada vez que lo hace debe pagar 250 pesos de entrada. “Llenaron las jaulas con mis aves, pero ya debe quedar la mitad”, agregó.
El hombre comentó que las fotos del allanamiento difundidas por Ambiente mostraban a las aves en pequeñas jaulas, que eran las de traslado, pero que en su propiedad moraban en amplios habitáculos calefaccionados. “La gente se quedó con esa impresión equivocada”, sostuvo. También señaló que los procedimientos en una época en la que las aves empollaban provocó la mortandad de más de 60 huevos y pichones.
El hombre dijo que todas las aves nacieron y se criaron en su reserva y que algunas las trasladó de San Luis, para otro emprendimiento propio, con las guías de transporte exigidas.
Maschio contó que le llevó más de una década poder consolidar las yuntas. “Una vez que logramos hacerlo, en dos años tuvimos 11 crías de guacamayos”, contó. “Todos fueron criados en el lugar, con certificación veterinaria y ambiental”, precisó.

La causa
Moretta detalló que a través de una resolución de agosto de 2011, la Justicia ordenó la restitución de los ejemplares. Una presentación de Ambiente de la Provincia logró que un juez de Control revocara esa medida. Maschio apeló el dictamen adverso y la cámara villamariense, hace seis meses, ratificó la primera resolución y ordenó nuevamente la devolución de los guacamayos. Ante esto, surgió otra nueva instancia de apelación. “Están dilatando algo ya resuelto”, apuntó Moretta.
La Fiscalía, a cargo de la doctora Andrea Heredia Hidalgo, confirmó que la causa se encuentra otra vez a la espera de la resolución del tribunal de Villa María.
Desde Ambiente de la Provincia no se respondió a la consulta planteada por este diario.
Maschio fue fundador de la reserva de fauna El Edén, en Villa Rumipal, de la que luego de desvinculó. Su hija Karina se hizo cargo luego, pero a través de una asociación civil y con otro paradigma y nombre (Pumakawa).

Incautación
Qué decía el acta. Ambiente señaló que infringía la ley nacional 22.421, de fauna.
El acta de constatación para el decomiso que elaboraron inspectores de Ambiente planteó “la presencia de especies silvestres y exóticas que mantenía en cautiverio, sin documentación ni autorización”. La ley 22.421, aplicada en este caso en 2011, pena a quien “transportare, almacenare, comprare, vendiere, industrializare o de cualquier modo pusiere en el comercio piezas, productos o subproductos provenientes de la caza furtiva o de la depredación”.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs