16 nov. 2016

San Francisco: no se cumple una ordenanza de arbolado

La Voz de San Justo - Edición Electrónica (16/11/2016)
Pese a que una ordenanza lo establece, no se planta un árbol por cada chico que nace en la ciudad

A pesar de que una ordenanza municipal aprobada en 1997 establece la plantación de un árbol por cada niño que nace en San Francisco, declarándolo padrino de la planta acompañando su crecimiento durante toda su vida, dicha legislación no se cumple.
Se trata de la ordenanza Nº 4441 en la que se aprobó el “Plan de Acción Verde”, elaborado en aquella oportunidad por la Secretaría de Obras y Servicios Públicos, la Dirección de Desarrollo Urbano y la Dirección de Construcciones y Mantenimiento de la municipalidad. En ese marco, cada  niño recién nacido recibía un árbol que luego era plantado en distintos espacios verdes y en las llamadas “Plazas de la Vida” destinadas especialmente a tal fin.
Mientras tanto, los ambientalistas advierten que la deforestación es una de las causas de las inundaciones que se sufrieron en distintos lugares de la zona y el país y por eso recuerdan la importancia de volver a plantar árboles tanto en el campo como en la ciudad.
Desde la Asociación para el Medio Ambiente y su Dinámica (Amad) afirmaron que el proyecto “se ha abandonado” e instaron a los vecinos y al municipio a tomar conciencia sobre el arbolado urbano y la importancia de forestar.
El integrante de Amad Luis Gaviglio aseguró al recordar la ordenanza que en San Francisco “ya no se lleva a cabo la plantación de árboles que madres con sus niños pequeños apadrinaban y que se plantaban en Plazas de la Vida ubicadas en distintos sectores como barrio Hernández, Los Piamonteses y Av. Sabattini”.
“Ese proyecto que establecía que los niños sean declarados padrinos del árbol acompañándolo durante toda su vida en un espacio verde son proyectos de verdadera participación de la comunidad que se han abandonado”, se lamentó Gaviglio.
Advirtió: “No hay una actitud de conciencia y de responsabilidad de los vecinos hacia el arbolado urbano y el municipio debería profundizar más esta acción de forestar y fortalecer”.
“Las plantas que existen donde se inicia un proyecto de construcción desaparecen y eso afecta el ambiente. No nos oponemos a las obras públicas, pero sí decimos que hay que reponer esa masa forestal. También los frentistas seguimos sin valorar el arbolado urbano, hay cazuelas vacías, las plantas cuyos troncos son huecos se convierten en un inconveniente a la hora de condiciones climáticas adversas porque se transforman en un peligro para la gente y sus bienes. Además se siguen talando árboles”, denunció.
Agregó que desde Amad “siempre reclamamos por la forestación en cada proyecto nuevo. Hay obras públicas que son necesarias, pero para hacerlas sacan decenas de plantas y después no se vuelve a forestar y son masas forestales que vamos perdiendo”.
“Creemos que uno de los grandes problemas de las inundaciones es también la deforestación, no es el único, pero es uno de los inconvenientes. Hay deforestación en la zona rural y si a esto le sumamos que en las ciudades tampoco cuidamos la forestación, realmente la calidad ambiental desmejora”, finalizó Gaviglio.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs