9 nov. 2016

Procesado por corrupción en Crese

La Voz del Interior (09/11/2016)
En 4 años, Crese pagó a firmas de Catrambone casi $ 50 millones

La maniobra, denunciada días atrás en exclusiva por este diario, involucra pagos por casi 50 millones de pesos efectuados en los últimos cuatro años, sobre los que ahora puso la lupa la Justicia.
El fiscal Gustavo Hidalgo, del fuero Anticorrupción, imputó el delito de “negociaciones incompatibles con la función pública” a directivos de la empresa Crese y del Surrbac (gremio de recolectores), y también a varios particulares, por contrataciones aparentemente irregulares realizadas por la firma estatal para favorecer a proveedores estrechamente vinculados al gremio.
La maniobra, denunciada días atrás en exclusiva por este diario, involucra pagos por casi 50 millones de pesos efectuados en los últimos cuatro años, sobre los que ahora puso la lupa la Justicia.
Por el lado de Crese, la acusación recayó sobre Pascual Catrambone, director obrero de la empresa desde 2009 y mano derecha de Mauricio Saillén en la conducción del Surrbac, y sobre Alberto Castagno, expresidente de Crese entre 2013 y 2015, designado por el intendente Ramón Mestre.
También fueron imputados Agustín Catrambone, hijo de Pascual Catrambone; Mauricio Boñanni, titular de la firma Higyse SA, y Martín Crespo, apoderado de la empresa Krates SA.
Tal como anticipamos días atrás, a partir de una denuncia penal realizada por un exempleado de Crese, en 2011 y 2013, respectivamente, el mencionado Agustín Catrambone, con menos de 20 años de edad, creó las empresas Krates e Higyse.
Ambas firmas rápidamente se ganaron un lugar de privilegio entre los proveedores de Crese, la misma donde su padre Pascual Catrambone integra el directorio y siempre tuvo –según coinciden en señalar varias fuentes consultadas– poder de decisión sobre la política de compras de la empresa municipal.
Según la investigación desarrollada por el fiscal Hidalgo, Catrambone y Castagno, en su carácter de funcionarios públicos, se habrían interesado por los negocios de Crese con esas dos firmas particulares, al punto tal de que a poco de creadas, fueron desplazando a otros proveedores.
De acuerdo a la investigación desarrollada por la Fiscalía, Higyse le vendió a Crese elementos de seguridad (guantes, delantales, mascarillas, borceguíes, fajas), muchas veces en forma directa u obviando procedimientos administrativos, por 8,2 millones de pesos. Fueron 900 mil pesos en 2013, 2,3 millones en 2014 y otros cinco millones en 2015.
Además de a la propia Crese, Higyse también les vende insumos a las privadas Lusa y Cotreco, y al recientemente creado Esop (Ente de Servicios y Obras Públicas).
Por su lado, la firma Krates desde 2015 le cobra a Crese tareas de compactación de 25 mil toneladas de suelo por mes para acondicionar el predio de enterramiento de basura.
Por ese concepto, Crese le habría pagado ocho millones de pesos en 2015 y 32 millones de pesos este año.
Hasta ahora, cuando fueron citados a declarar, los imputados se abstuvieron o se excusaron por razones médicas.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs