12 nov. 2016

Los espacios verdes a la deriva




Día a Día (12/11/2016)
En tres plazas, tres realidades distintas

Si bien el número de plazas no es significativo para tomar como medida real, la iluminación coincidió como el factor de riesgo más importante en las tres.
Zona Sur. En Villa El Libertador, la tradicional plaza 12 de Octubre tiene instalada una cámara de video vigilancia que trabaja las 24 horas para evitar hechos delictivos. Sin embargo, el mayor problema que encuentran los vecinos es la falta de luz en el lugar. “No hay iluminación de noche y los policías suelen estar hasta las 21”, cuenta Mercedes, dueña de un quiosco lindante. Si bien quienes viven en el área aseguran que los arrebatos son comunes en todos lados, admiten que en este sector no están exentos de ellos, y que la gente prefiere sortear la plaza en horarios nocturnos porque “las banditas salen recién cuando se van los oficiales”.
Centro. La plaza Jerónimo del Barco es una de los históricos sitios de recreación de la zona. Quienes la transitan día a día, sufren el nivel de inseguridad que está tomando con el paso del tiempo. Oscar (62) es el operador de la calesita hace ocho años, y dice que las familias se están alejando de la plaza. “Los postes no alumbran y está lleno de vendedores ambulantes, los padres no traen a sus hijos porque no se sienten seguros, tienen que estar con ojos en todos lados porque los policías no están”, detalla el hombre. Por su parte, el naranjita de este territorio, llamado Jonathan, señala que de noche “vienen banditas a ajustar cuentas y se convierte en tierra de nadie”.
Zona Norte. Una realidad diferente vive la plaza de la Amistad Vecinal, un pequeño espacio verde ubicado en barrio Panamericano. Franco (36), manifiesta que salir con sus hijos no es un problema y no tiene miedo de hacerlo, y que además no conoce hechos graves de inseguridad que hayan sucedido en la zona. Lo mismo piensa Elba (77), que hace 40 años vive en el lugar y nunca tuvo inconvenientes en visitar la plaza. “Lo único que puede mejorarse es la iluminación, los focos rotos. Pero acá los chicos vienen felices, las familias pasan los fines de semana acá sin problemas”, señala.
Un elemento en común. Si bien el número de plazas no es significativo para tomar como medida real, la iluminación coincidió como el factor de riesgo más importante en las tres. La falta de luz, los focos rotos, los postes caídos que nunca fueron reemplazados, convierten a los lugares en verdaderas “bocas de lobo” y en un espacio poco agradable para pasar en familia.

Por el costo, el corte de yuyos viene demorado
La adjudicación de la licitación para el mantenimiento de espacios verdes se complicó: las empresas ofertaron muy por encima del presupuesto oficial y la Secretaría de Economía, a cargo de Hugo Romero, solicitó mejoras de ofertas, antes de declarar desierta la compulsa de precios.
Con los yuyos altos, la capacidad negociadora de la Municipalidad es muy baja y es por esto que algunos funcionarios, que prefieren no hablar en público aún sobre el tema, refieren la cotización de las contratistas como una “extorsión”.
Por caso, citan que se cotizó 2,75 pesos lo que valía 90 centavos y tenía un presupuesto de 1 peso, en un sector que ya viene muy sensible por otro tema: Villa El Libertador, donde la Muni no quiere tener más problemas y donde en diciembre se eligen autoridades del centro vecinal en, tal vez, la votación más importante del año.
Las empresas contratistas habían cortado los servicios por falta de pago algunas semanas atrás. Y por las 11 zonas que se llamaron a oferta privada, con un presupuesto general de 60 millones de pesos (casi el doble que los 36 millones del año pasado), pasaron costos que para el municipio son impagables. Mientras, se siguen reforzando cuadrillas propias.

Ver Noticia On Line

Más Información:

A la plaza, sólo con policías
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs