11 nov. 2016

Fiestas un poquito más sustentables



La Voz del Interior (11/11/2016)
Miden el impacto ambiental de las fiestas y plantan árboles para remediarlo

Lo aplicaron en Villa General Belgrano y en Jesús María. Evalúan la huella de carbono y reforestan.
esús María, Villa General Belgrano. La idea suena bien: plantar árboles como moneda de cambio por el impacto ambiental provocado por eventos que movilizan gente. Y no es sólo una idea: en Córdoba al menos dos fiestas en el interior ya aplicaron este criterio, midiendo la “huella de carbono” que producían y a partir de allí calculando la forestación equivalente a sumar.
En septiembre, fue la Fiesta de la Primavera de Jesús María. En octubre, ya se trató de un evento más masivo: la Fiesta Nacional de la Cerveza de Villa General Belgrano. En ambos casos, ya tienen la cantidad de árboles que deberán plantar como remediación. No se descarta que en el corto plazo se sumen otras fiestas.
¿Por qué la huella de carbono y no otras metodologías de medición? Porque ese registro ya tiene metodologías internacionalmente aceptadas y porque se considera como primer factor que contribuye al calentamiento global. En ambas ciudades fue la misma firma consultora la que hizo las mediciones.

En Jesús María
La fiesta juvenil de Jesús María no es masiva pero moviliza a cientos de adolescentes. Se midieron las tres variables que más inciden en el cambio climático: el consumo energético, el de combustibles, y la generación de residuos.
La idea fue del área de Juventud del municipio y de Idear, un espacio abierto de vecinos, que estrenaron la aplicación. La intención es que resulte puntapié para todos los eventos que tiene la ciudad: el Festival de Doma y Folklore, ya mucho más masivo, sería la mayor apuesta.
El relevamiento y procesamiento de datos estuvo a cargo de la consultora Eikos. Se hicieron 250 encuestas entre los 1.500 asistentes que tuvo la fiesta. De las tres variables medidas, el mayor impacto lo generó el transporte de los participantes que derivó en el 98 por ciento del total del impacto, mientras que la energía y la generación de residuos se llevaron el dos por ciento restante.
“La medición es una foto. Pero no sirve demasiado si no hacemos tareas previas de mitigación ni tareas posteriores de compensación. Es mucho lo que podemos hacer antes del evento para concientizar sobre el impacto que vamos a generar, pero después también tenemos que remediarlo”, explicó Santiago Gatica, uno de los responsables de Eikos.
El impacto que generó la Fiesta de la Primavera debiera ser compensado con la plantación de 42 algarrobos. Se eligió el algarrobo, precisamente, porque es un árbol que va muy bien con clima y suelo en Córdoba y tiene alta capacidad para captar dióxido de carbono.
Desde el municipio señalaron que el compromiso con la plantación está firme y que resolverán en los próximos días dónde serán colocados. Además, adelantaron que gestionarán el uso de la aplicación ante la comisión organizadora del Festival de Doma y Folklore, que en su última edición movilizó unas 250 mil personas.

En Calamuchita
Villa General Belgrano deberá plantar 586 algarrobos, 254 eucaliptus o 1.172 fresnos, si quiere remediar el daño ambiental provocado por la 53ª edición de su Oktoberfest, que cada año convoca a decenas de miles de personas.
Allí, por primera vez, se midió la “huella de carbono”, que resultó de 29,30 toneladas. En este caso, se estimó que en un 78 por ciento se debió al consumo energético, un 16 a los residuos húmedos y un 6 por ciento a los residuos secos generados.
Se evaluó, por ejemplo, que cada uno de los 60 mil asistentes generó 3,7 kilos de basura. Es decir, se produjeron 222 mil kilos de desechos, en su mayoría en los tres días más convocantes del evento, que dura 11 jornadas.
Aun no están definidos los sitios y especies a plantar, pero se ejecutará la reforestación reparadora comprometida.

Compensación
Dos eventos masivos. Qué se hizo en la Oktoberfest y en la Fiesta de la Primavera.
Jesús María. En la Fiesta de la Primavera, el mayor impacto lo generó el transporte de los participantes (98 por ciento del total), mientras que la energía y la generación de residuos se llevaron el dos por ciento restante. Para compensar se plantarán 42 algarrobos.
Villa General Belgrano. Deberá plantar 586 algarrobos, 254 eucaliptus o 1.172 fresnos, si quiere remediar el daño ambiental provocado por la 53ª edición de su Oktoberfest.

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs