24 oct. 2016

Quejas por el estado del río en Villa María

El Diario de Villa María (24/10/2016)
¿Por qué no se hace?

Hasta ahora la calma del río Ctalamochita no preocupa demasiado a los responsables de administrarlo; a nosotros, los ciudadanos de Villa María, sí.
Hoy el cuadro de situación parece estar tranquilo, ¿pero qué pasará si tenemos nuevamente las inundaciones veraniegas?
Por lo que se ve, poco cambiaría respecto a años anteriores.
Además, hemos caído en el paisaje costumbrista de costas descuidadas y peligrosas donde todavía podemos observar vestigios de hierros retorcidos y bloques de cemento vertidos inconscientemente en las orillas (malos ejemplos: todavía hay añejos desechos de la obra del Howard Johnson arrojados frente a la Casa de la Familia, como así también rellenos inapropiados frente al CEC, al barrio Vista Verde, etcétera, etcétera…).
Parece que a pocos de los tantos que se concentran todos los días en sus orillas se les ocurre pensar en que no se ha hecho nada en pro de hipotéticas nuevas inundaciones.
¿En qué quedó eso de limpiar árboles caídos en sus orillas y cauce, chatarras de chapa completamente oxidadas (lavarropas, heladeras, cocinas, etcétera) y muchas cosas más. Ya nos olvidamos.
Como todos podemos ver, “nuestro laguito” sigue siendo un gran receptáculo de sedimentos varios debido a la falta de su regular profundidad, originándose “playas internas”, lo que da lugar a la lenta evacuación del agua.
¿Qué pasó con el dragado del río desde el puente Andino hasta el Balneario?
¿No se debería implementar una batería de publicidades radiales, televisivas y cartelería orientadas a concientizar y educar al olvidado pueblo? Sería un buen comienzo.
Nuestra ciudad merece ser cuidada integralmente, no sólo lo que sus visitantes pueden apreciar.

Roberto Milano
DNI 13.015.280

Ver Noticia On Line
.

0 comentarios:

Buscar este blog

Blog Archive

Seguir por E-Mail

Temas

Archivo de Blogs